El polémico anuncio de campaña de un pastor republicano: se defiende con un rifle AR-15 de “demócratas enojados en capuchas del Ku Kluk Klan”

El pastor y ex jugador de la NFL Jerone Davison anunció su candidatura para el Congreso de Arizona con un anuncio de campaña donde promete defenderse de los “demócratas encapuchados del Klan” con un rifle semiautomático AR-15.

Davison, que compite para representar al cuarto distrito del Congreso de ese estado, usa como slogan la frase “Haz que los rifles vuelvan a ser grandiosos” (un guiño a Donald Trump, cuyo lema era “Haz que EEUU sea grandioso otra vez”), y promete apoyar la Segunda Enmienda para defenderse de los contrarios a su partido, el republicano.

En el polémico video, Davison dice: “A los demócratas les gusta decir que nadie necesita una AR-15 para defensa propia, que nadie podría necesitar todas las 30 rondas. Pero cuando este rifle es lo único entre tu familia y una docena de demócratas enojados usando capuchas del Ku Klux Klan, puede que necesites esta arma semi automática, y todas las 30 rondas”.

El anuncio aumentó su visibilidad de inmediato, y tiene casi 4, 5 millones de vistas en Twitter al momento de publicación de esta nota.

Davison, de 51 años, nació en Mississippi y asistió a la Universidad Estatal de Arizona como recluta de fútbol americano. Jugó una temporada para los Oakland Raiders y luego se convirtió en pastor, autor y orador público.

La violencia armada en EEUU

La mayor parte de la violencia armada en Estados Unidos está relacionada con disputas aparentemente normales que se salen de control y alguien busca un arma. Las personas negras se ven afectadas de manera desproporcionada por la violencia armada en Estados Unidos y tienen más posibilidades de ser víctimas de delitos con armas de fuego u homicidios.

A menudo, la víctima y el tirador se conocen. Son compañeros de trabajo y conocidos, hermanos y vecinos. Son asesinados en aldeas agrícolas, pueblos pequeños y ciudades abarrotadas.

Comparado con gran parte del mundo desarrollado, Estados Unidos es un país asesino. Las Naciones Unidas estiman que la tasa de homicidios de EEUU es tres veces la de Canadá, cinco de Francia, 26 de Japón. Según algunos estudios, hoy en día hay más armas en Estados Unidos que personas.

Para complicar aún más las cosas: los datos sobre asesinatos con armas de fuego son lamentablemente incompletos, con poco más del 60% de las agencias de aplicación de la ley del país informando estadísticas delictivas a la base de datos nacional del FBI.

“Nuestra falta de datos sobre disparos es devastadora para comprender las tendencias de la violencia armada”, dijo Jeff Asher, analista de datos y cofundador de la firma AH Datalytics, que crea su propia base de datos sobre delitos para tratar de sortear algunas de esas deficiencias. “Este es un problema del gobierno, pero los ciudadanos se ven obligados a desarrollar soluciones alternativas” para crear una imagen más clara de lo que está sucediendo.

Si bien el FBI recopila datos sobre delitos en todo el país, la participación es voluntaria a nivel federal y miles de agencias de aplicación de la ley no envían información o envían información parcial. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades hacen un recuento cuidadoso de los homicidios, pero sus datos sobre cada muerte son limitados.

En todo Estados Unidos, la gente tiene miedo.

Casi un tercio dijo que no puede ir a ningún lado sin preocuparse por ser víctima de un tiroteo masivo, según una encuesta de 2019 realizada por la Asociación Estadounidense de Psicología. Casi una cuarta parte dijo que ha cambiado su forma de vida para evitar tiroteos masivos, a veces evitando eventos públicos, centros comerciales y cines.

Las muertes por armas están lejos de ser un fenómeno de las grandes ciudades. Casi el 30% de todas las muertes por armas de fuego en 2020 ocurrieron en ciudades más pequeñas y zonas rurales del país, según los CDC. La mitad estaban en ciudades grandes y sus suburbios, con alrededor del 20% en ciudades y condados de tamaño mediano.

(Con información de AP)