Los LeBarón y sus tratos con «El Chapo Guzmán», su muerte fue un mensaje para los hombres de la Familia, dice autora estadounidense Sally Denton

Detrás de la masacre de miembros de la familia LeBarón en BavispeSonora, hubo “un gran mensaje, no para las mujeres y los niños, sino para sus esposos y padres”, señaló Sally Denton, autora del libro “The Colony: Faith and Blood in a Promised Land”, sobre ese suceso ocurrido en 2019.

En su libro añadió que es mucho más que una familia mormona perversacorrupta violenta, y mantienen relación con cárteles de la droga, indicó al Daily News.

“Es, de hecho, una fascinante inmersión profunda en el fanatismo, la violencia, el engaño, la enfermedad mental y la misoginia de los mormones, que se remonta a la fundación de la religión a mediados del siglo XIX por Joseph Smith”, indicó la autora estadounidense.

Denton afirmó que la familia LeBarón tuvo tratos con el narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, antes de la masacre ocurrida el 4 de noviembre de 2019, cuando sicarios atacaron y dieron muerte a mujeres y menores de edad en un camino rural de la Sierra Madre Occidental, en las inmediaciones de la comunidad de La Mora, municipio de Bavispe, Sonora.

“Todo esto se vino abajo cuando ‘El Chapo’ fue extraditado a Estados Unidos y sentenciado a cadena perpetua, después de lo cual grupos rivales comenzaron a pelear por el imperio de las drogas de Sinaloa, lo que puso en peligro la vida de los mormones”, aseguró la autora en una entrevista para Daily Beast.

Y el 12 de noviembre de 2019 sucedió lo peor que podía pasar: en un tramo de 12 millas de una carretera estéril, una ruta favorita de los cárteles de la droga que unía dos enclaves mormones, hasta 100 sicarios detuvieron un convoy de tres autos que contenía madres mormonas y sus hijos y asesinó a nueve personas, algunas de las cuales fueron quemadas vivas.

El periodista Lewis Beale dijo que algunos dijeron que las víctimas fueron atacadas deliberadamente para iniciar una guerra entre los cárteles de Sinaloa y Juárez. “Otros dijeron que era un caso de identidad equivocada. Y otros dijeron que era una consecuencia de una lucha por los derechos de agua entre los mormones y sus vecinos mexicanos”.

Sally Denton se encuentra en desacuerdo con lo mencionado, afirmó Beale, y la citó:

Creo que alguien le debía algo a alguien. Creo que hubo un gran mensaje, no para las mujeres y los niños, sino para sus esposos y padres. No fue un caso de identidad equivocada; les apuntaron. Se trataba de dinero. Alguien incumplió algún tipo de trato”.

En ese entonces, el presidente Donald Trump condenó la matanza y presionó a México.

“Si necesita o solicita ayuda para limpiar a estos monstruos, Estados Unidos está listo, dispuesto y capaz de involucrarse y hacer el trabajo de manera rápida y efectiva”, añadió.

Aseguró que la matanza significó una enorme presión para el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Ervil LeBarón

En un texto publicado por Lewis Beale en el Daily Beast se dieron detalles del nuevo y revelador libro y se hace ver a los LeBarón como un grupo familiar que lleva años involucrado en distintos eventos violentos.

“Los miembros de la familia de LeBarón fueron responsables de hasta 50 asesinatos, así como robos a bancos, robos de automóviles, tráfico de drogas y venta de armas a narcotraficantes”, indicó.

En dicho texto, Beale mencionó que “los LeBarón parecían ser solo un clan de granjeros ricos con prácticas sexuales extrañas que habían hecho un pacto de ‘no te molesto si no me molestas’ con ‘El Chapo’ y con el notorio cártel de Sinaloa, que tenía rutas de contrabando de drogas cerca de la colonia mormona”.

Pero, dijo Sally Denton, autora del libro The Colony: Faith and Blood in a Promised Land, creo que es ingenuo que el público crea que solo eran vecinos No creo que no vivas con algunas de las personas más violentas del mundo sin tener acuerdos. Creo que estaban ayudando con armas.

Ervil LeBarón “ha sido llamado el ‘Manson mormón’ –en referencia a Charles Milles Manson, un asesino serial fundador de un culto–, pero el polígamo Ervil LeBarón y su familia mexicana lograron que Charlie y su pandilla parecieran casi dóciles. Un supremacista blanco de dos metros y fundamentalista religioso al que le encantaba seducir niñas menores de edad, LeBarón entrenó a las mujeres para matar por él y ordenó ataques contra los polígamos rivales y los ‘apóstatas’ de su iglesia.

“Y mataron. Los miembros de la familia de LeBarón fueron responsables de hasta 50 asesinatos, así como robos a bancosrobos de automóvilestráfico de drogas venta de armas a narcotraficantes”, indicó Lewis Bealeexreportero de Los Angeles Daily NewsDetroit Free Press New York Daily News.

Publicado por Panama Times PTY

Periodistas y comunicadores.

A %d blogueros les gusta esto: