Revelaron detalles de la autopsia del detective que murió bajo la custodia del DGCIM chavista: denuncian que fue torturado

Luego de la muerte de un detective del Cuerpo de Investigación Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) de Venezuela, que se encontraba detenido en la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) de San Fernando de Apure, se revelaron los detalles de la autopsia que arrojan que el hombre habría muerto por “asfixia mecánica por sumersión”.

Se trata del detective del CICPC de 27 años, Juan Ángel Pantoja Carreño, que fue culpado de haber ayudado a salir del país a Reyes Hernández, por lo que fue detenido y terminó muerto. La primera excusa que la DGCIM dio a los funcionarios del CICPC es que murió en un cubo de agua; luego cambiaron su versión y dijeron que se había ahorcado.

Y ahora, el abogado Zair Mundaray, ex asistente de la Fiscalía General de Venezuela que abandonó el país después de haberse distanciado de Maduro, informó a través de Twitter los detalles de su autopsia.

“Estos fueron los hallazgos médico legales durante la autopsia practicada sobre el cuerpo del funcionario del CICPC Juan Pantoja, detenido ayer por el DGCIM”, escribe el letrado: “Edema cerebral severo, hemorragia cerebral epidural subdural y subaracnoidea; hematoma de músculo esternocleodo-mastoideo bilateral; hematoma de pared externa de aorta torácica y abdominal; edema y congestión pulmonar bilateral; abundante líquido en bronquios proximales y distales; abundante hongo de espuma en bronquios proximales y distales; hemotórax masivo; hematoma retroperitone”.

La causa de muerte es por “asfixia mecánica por sumersión”. “Cómo se produjo esa sumersión es lo que hay que investigar. Me informan que hay detenidos por este caso”, finaliza el abogado.

Que arrec… lo mataron, lo estaban torturando y se les murió. Nos dijeron que había muerto en un tobo de agua; como si fuéramos gafos y no viéramos el tirro, los amarres y lo que usan para la tortura”, le dijo a Infobae un amigo del funcionario muerto.

El 6 de julio hubo mucha movilización militar en Apure con varias detenciones por parte de la DGCIM, Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI), Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y del Comando Nacional Antisecuestro y Extorsión (CONAS), quienes se desplegaron en los municipios Achaguas y Pedro Camejo.

El miércoles, en la tarde, la DGCIM trasladó a Pantoja al CICPC para que sea reseñado; el joven preocupado habló con algunos de sus compañeros por lo que estaba pasando en la DGCIM. “Me han torturado y temo por mi vida”, habría dicho, palabras más palabras menos, según le dijo a Infobae un funcionario policial.

Cuando sus amigos y compañeros se enteraron de que Pantoja había muerto horas después, varios de los CICPC -entre ellos el comisario Jhonny Salazar- se trasladaron a la DGCIM en compañía del médico forense de la institución, pero no les permitían el ingreso, por lo que estallaron de indignación. Hubo una situación tensa que amenazó llegar a ser mayor hasta que el Director nacional del CICPC, comisario Douglas Arnoldo Rico González, llamó para que se retiraran del lugar.

Una fuente reveló a Infobae que “la excusa que dieron es que murió por inmersión en un recipiente de 200 litros de agua que había en el lugar. Usan como tortura sumergirlos en agua o colocarles bolsas con agua y Pantoja no lo soportó. Se les pasó la mano. Ahora dijeron que no, que fue que se suicidó ahorcándose”.

Aunque la DGCIM prohibió que funcionarios del CICPCvieran el cuerpo, cuando varios de ellos se presentaron a la sede de ese cuerpo represivo, los que lograron entrar al sitio donde habían tenido a Pantoja Carreño “observaron cinta adhesiva de embalaje, cartones, bolsas y otros instrumentos de tortura”.

Tomado de Infobae