El régimen de Irán admitió haber extraído más uranio enriquecido al 20 por ciento

Irán informó este domingo de que ha extraído más uranio enriquecido al 20 por ciento en la planta subterránea nuclear de Fordow, en una nueva cadena de centrifugadoras de IR-6, tal y como había comunicado al Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA).

El portavoz de la Agencia de Energía Atómica de Irán (AEAI), Behruz Kamalvandí, dijo: “Hemos extraído uranio enriquecido al 20 por ciento de la nueva cadena de centrifugadoras que hace dos semanas se instalaron en Fordow y fueron inyectadas con gas”.

Kamalvaní subrayó que Irán “hace dos semanas” informó al OIEA de la inyección de gas en la nueva cadena, según reportó la agencia local iraní de noticias ISNA.

El paso dado por la AEAI se enmarca en las obligaciones legales como “parte de una planificación interna de lanzar 1.000 centrifugadoras IR-6 en seis cadenas e inyectarles gas”, explicó el portavoz.

“La recolección del uranio enriquecido al 20 por ciento se produjo ayer y fue la última parte técnica de esa medida, anunciada previamente al OIEA”, detalló Kamalvandí.

Aunque Irán está obligado a informar al OIEA sobre el cambio, si decide no hacerlo, podría escapar a la detección durante algún tiempo, ya que actualmente hay un desfase entre el enriquecimiento de Irán y la verificación de los inspectores del OIEA de lo que se produce.

La medida es el último paso de los muchos que se han dado para incumplir y superar las restricciones que el acuerdo de 2015 impuso a las actividades nucleares de Irán.

El pacto nuclear JCPOA, de 2015, limitaba el programa atómico iraní a cambio del levantamiento de sanciones, pero en 2018 el entonces presidente estadounidense, Donald Trump, lo abandonó y volvió a imponer sanciones a Irán.

Teherán respondió un año después con la aceleración de sus esfuerzos nucleares y el enriquecimiento de uranio.

Según el informe del OIEA publicado el pasado mes de junio, Irán tiene ya más de 3.800 kilos de uranio enriquecido en diferentes formas y purezas, que van desde el 5% hasta el 60%, un nivel cercano al que se requiere para producir armas atómicas (90%).

La información se conoce cuando las conversaciones para reactivar el acuerdo están en un punto muerto y las potencias occidentales han advertido que el tiempo se está agotando para llegar a un acuerdo.

Estados Unidos se retiró del acuerdo en 2018 bajo el mandato del entonces presidente Donald Trump, volviendo a imponer a Teherán las sanciones que el acuerdo había levantado.

Un año más tarde, Irán comenzó a tomar represalias incumpliendo las restricciones del acuerdo.

(Con información de EFE, Reuters)