Paraguay extraditó a Kassem Mohamad Hijazi, el brasileño vinculado con Hezbollah

Un ciudadano brasileño de origen libanés fue extraditado el último viernes por el Gobierno de Paraguay a Estados Unidos, donde es requerido bajo cargos de presunto lavado de dinero.

En medio de una fuerte custodia policial y militar, Kassem Mohamad Hijazi partió en un vuelo chárter desde el aeropuerto Silvio Pettirossi, que sirve a Asunción.

La aeronave tenía como destino la ciudad de White Plains, en el estado de Nueva York, revelaron medios locales.

Hijazi fue detenido el 24 de agosto del año pasado en la localidad de Ciudad del Este (sureste) y sancionado ese mismo día por el Departamento del Tesoro junto a Khalil Ahmad Hijazi y a Liz Paola Doldán, por desempeñar un papel en la corrupción en Paraguay.

Permanecía recluido en la Agrupación Especializada de la Policía Nacional, en Asunción.

Según documentos de la Justicia paraguaya, Hijazi es requerido por el tribunal federal para el distrito sur de Nueva York bajo cargos de presunto encubrimiento de lavado de dinero.

Además, es acusado de supuesta operación de un negocio de transmisión de dinero sin licencia y de lavado de dinero internacional.

El abogado de Hijazi, Eduardo Cazenave, dijo este viernes a la Radio 1000 AM que no se le permitió tener acceso a su cliente antes de su traslado a EEUU, lo que calificó como la “última” violación a los derechos de su defendido.

En junio pasado, la Corte Suprema de Justicia de Paraguay ratificó la extradición de Hijazi tras rechazar una acción de su defensa.

Y en mayo pasado, el Tribunal de Apelación Penal en Delitos Económicos y Crimen Organizado había confirmado esta medida, dictada en abril por el juez Agustín Delmás.

El operativo de captura del extranjero fue liderado por el fiscal Marcelo Pecci, quien fue asesinado el pasado 10 de mayo en un atentado en Colombia, adonde había viajado para su luna de miel.

El viernes, el vicepresidente de Paraguay, Hugo Velázquez, expresó en Twitter: “La extradición de Kassen Hijazi a EEUU por cargos de lavado de dinero muestra mi compromiso en la lucha contra el crimen organizado. Como Fiscal Adjunto, lo llevé a Juicio Oral y Público aunque curiosamente fue absuelto por el Poder Judicial. El tiempo nos dio la razón”.

(Con información de EFE)