El aterrador video que muestra al tirador de la masacre de Texas dentro de la escuela y la cuestionada reacción de la policía

Un nuevo video captura al joven armado de la masacre en escuela Uvalde, Texas, disparando al ingresar al edificio con un rifle estilo AR-15 y luego muestra a los oficiales con chalecos antibalas pululando en el pasillo afuera de las aulas de cuarto grado donde 19 niños y dos maestras fueron asesinados.

El video publicado el martes por el Austin American-Statesman muestra partes de los casi 80 minutos que transcurrieron entre el tiempo que el joven armado entró a la escuela primaria Robb y el momento en que su muerte detuvo el tiroteo escolar más mortífero de Estados Unidos en casi dos décadas.

El video de cuatro minutos del 24 de mayo muestra a dos oficiales que se acercan a las aulas poco después del tirador y luego regresan corriendo en medio de los disparos. Muestra a los oficiales, algunos con escudos y rifles, concentrados en el pasillo antes de que irrumpieran en la habitación y mataran al pistolero aproximadamente una hora después.

Las imágenes editadas se publicaron cuando los legisladores de Texas que investigan la masacre se preparan para publicar sus hallazgos y mostrar imágenes de cámaras corporales y de vigilancia a las familias de las víctimas y otros residentes de Uvalde.

Las autoridades dijeron que los 77 minutos de video que se preparan para publicar este fin de semana no contienen imágenes de niños. El video ha recibido atención durante la última semana a medida que aumenta la ira en Uvalde por un relato poco confiable e incompleto sobre la lenta respuesta policial y los pedidos de responsabilidad de las autoridades siete semanas después del peor tiroteo en una escuela en la historia de Texas.

El representante Dustin Burrows, un republicano que dirige una investigación sobre el tiroteo, tuiteó que el video y los hallazgos de un informe preliminar se mostrarán el domingo en Uvalde a los residentes y se distribuirán públicamente poco después.

Creemos firmemente que los miembros de la comunidad de Uvalde deberían tener la oportunidad de ver el video y antes de que se haga público”, tuiteó Burrows.

Diecinueve niños y dos maestras fueron asesinados. La policía esperó más de una hora después de que comenzó el tiroteo antes de confrontar al pistolero, quien fue abatido por la policía.

Burrows dijo que su comité ha entrevistado a más de 40 personas a puerta cerrada durante las últimas semanas, incluidas las fuerzas del orden público que se encontraban en el lugar. Ha defendido que el comité hable con testigos en privado para obtener más franqueza sobre lo sucedido.

La policía estatal dijo la semana pasada que la fiscal de distrito del condado de Uvalde, Christina Busbee, se había opuesto a la publicación del video. Busbee no ha abordado públicamente esos reclamos y no respondió de inmediato a un mensaje en busca de comentarios que se dejó en su oficina el martes.

Los funcionarios estatales y locales mencionaron previamente la investigación en curso del fiscal como una razón por la que no pudieron divulgar información sobre el tiroteo, incluidas las imágenes de la cámara corporal.

Pero el video por sí solo no responderá todas las preguntas que quedan, casi dos meses después, sobre la respuesta de las fuerzas del orden. Entre está la forma como actuó el jefe de policía escolar, Pete Arredondo, quien estuvo al frente de la respuesta que involucró a numerosas agencias locales, estatales y federales.

Las autoridades estatales eligieron a Arredondo como el comandante el día del tiroteo y dijeron que sus errores retrasaron que la policía matara al tirador. Sin embargo, Arredondo le dijo al Texas Tribune que no se consideraba a sí mismo a cargo de las operaciones y que asumió que alguien más había tomado el control de la respuesta policial. Dijo que no tenía una radio de la policía en ese momento.

Los roles de los oficiales de rango en la escena de otras agencias, incluido el Departamento de Seguridad Pública de Texas, siguen sin estar claros. Funcionarios locales en Uvalde han acusado a la policía estatal de publicar repetidamente información inexacta sobre el tiroteo mientras minimiza el papel de sus propios policías.

(Con información de AP)