En una prueba para evaluar una nueva técnica, trasplantaron corazones de cerdo a personas con muerte cerebral

Un grupo de médicos de la facultad de medicina Langone, de la Universidad de Nueva York, han avanzado un nuevo paso hacia la posibilidad de que los trasplantes de órganos de cerdo sirvan para humanos.

En esta ocasión, los trasplantados fueron dos personas clínicamente muertas (con muerte cerebral). El objetivo era ver cómo sus cuerpos (que aún funcionaban) reaccionaban a este órgano para poder evaluar consecuencias minimizando riesgos en caso de que el procedimiento avance y se pueda realizar en personas vivas.

Además, el procedimiento le da la posibilidad a los médicos de practicar el método de trasplante, sin poner en riesgo a un paciente vivo. Hasta el momento lo realizaron en dos pacientes, cuyas familias autorizaron que sus cuerpos sean parte de la investigación. Los órganos de cerdo utilizados son de animales genéticamente modificados.

En personas que acaban de fallecer, el foco está puesto en aprender, estudiar, medir y tratar de entender cuáles son realmente las posibilidades de esta tecnología nueva, que es francamente increíble. Estamos siendo capaces de verdaderamente mirar y analizar la sangre y los tejidos, para poder entender de manera mucho más profunda qué es lo que está pasando”, explicaba en rueda de prensa el doctor Robert Montgomery, especialista en trasplantes.

Actualmente en los Estados Unidos existen más de 100 mil personas en lista de espera para recibir un trasplante, cuya esperanza es solamente que haya una tragedia en otra familia para poder recibir el órgano que tanto necesitan. Los médicos creen que los órganos de los cerdos podrían ser una opción viable. Existe toda una corriente de investigadores que cree en los xenotrasplantes, trasplantes provenientes de seres vivos de otras especies, un hecho que algunos defensores de los animales se oponen.

Es increíble ver el corazón de un cerdo latiendo en el pecho de una persona. Es un gran privilegio para mi poder experimentar esto en mi vida”, agregaba el doctor Montgomery, quien recibió él mismo un trasplante de corazón años atrás.

Hasta el momento, en Estados Unidos, solo una persona recibió un trasplante de corazón de cerdo. El paciente, que estaba siendo atendido en el estado de Maryland, falleció dos meses después del trasplante. No está claro por qué murió o si de alguna manera se trató de un rechazo al trasplante. Sin entrar en detalles, el doctor Montgomery aseguró que no está de acuerdo con el modo en el que realizaron el procedimiento en Maryland y aclaró que lo que ellos están haciendo ayudará a entender el proceso mejor antes de que se experimente en pacientes vivos.

Están probando diversas modalidades. Por ejemplo, para estos trasplantes no están usando inmunodepresores como suele hacerse con trasplantes tradicionales. Tampoco se ha puesto en una caja especial el órgano para ser transportado.

Los corazones de cerdos son muy similares a los humanos, pero los médicos indicaron que encontraron algunas diferencias clave durante las dos primeras cirugías que pueden hacer el procedimiento viable.

Tomado de Infobae