Los Negritos, un tétrico centro de exterminio del narco en Michoacán

En el estado de Michoacán hay una región que ya es conocida como “El corredor de la muerte”, y comprende los municipios de Cotija, Villamar, Sahuayo, Jiquilpan, Venustiano Carranza y Tangamandapio.

Y es que los cárteles del narcotráfico se han apoderado de esa zona, causando terror entre sus pobladores, ya que los asesinatos y desapariciones son una constante.

Es precisamente en el Corredor de la muerte, en donde hace unos días se localizó una fosa clandestina en un predio conocido como Los Negritos, ubicado en el municipio de Villamar.

Tras una serie de investigaciones y excavaciones en el lugar, las autoridades estatales fueron encontrando, poco a poco, cuerpos y restos óseos de personas sin identificar.

Conforme pasan los días, los hallazgos continúan y ya suman 25 los restos humanos localizados, revelando así que se trataba de un auténtico centro de exterminio de algún grupo del crimen organizado.

De las 25 víctimas, siete han sido identificadas por sus familiares, mientras que el resto siguen en calidad de desconocidos, a pesar de que han acudido muchas familias a tratar de reconocer los cuerpos.

Cabe señalar que, de los restos encontrados hasta el momento, la edad de las víctimas oscila entre los 16 y 60 años, y la fecha de su muerte se remonta a entre seis meses y tres años.

Sin embargo, estas cifras podrían ser aún más alarmantes, pues de acuerdo con el colectivo “San Pedro Cahro, en Busca de Ángeles”, se estima que tan solo en el predio Los Negritos, habría más de 500 personas asesinadas y enterradas clandestinamente.

Un integrante de ese colectivo, que habló bajo anonimato para el sitio La Silla Rota, no descarta que su hijo, su hermano y su sobrino, desaparecidos en 2019, se encuentren enterrados en ese lugar.

Ese lugar es muy peligroso y ahí hay demasiados cuerpos, porque los delincuentes se apoderaron de ese predio desde el 2012-2013 para hacerlo su matadero”, señaló.

Además, recordó que en el pasado Los Negritos era una zona turística, pero desde que los criminales se apoderaron de la zona ya nadie entraba, pues lo convirtieron en un cementerio clandestino.

En esa región de Michoacán hay una escisión del Cártel Jalisco Nueva Generación, quienes mantienen una guerra con miembros de Cárteles Unidos, haciendo de Los Negritos un verdadero centro de exterminio.

Tomado de https://laopinion.com/