¿Más deuda? FMI completa segunda revisión del acuerdo de préstamo a #Panamá por $2.500 millones

El directorio ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) completó este viernes la segunda revisión del Acuerdo de Línea de Precaución y Liquidez (PLL) para Panamá por 2.500 millones de dólares, en plena crisis social en el país.

Para el exasesor presidencial David Saied Torrijos, estos… “$2,500 millones más en deuda pública es excesivo. La deuda pública es inmoral ya que se le cargará a los menores de edad y a quienes no han nacido; quienes no votan y que, la mayoría, no tiene forma de protestar”.

Lo que representa

El PLL, aprobado el 19 de enero de 2021, es como una póliza de seguro contra impactos extremos derivados de la incertidumbre global provocada por la guerra en Ucrania y las nuevas variantes del virus de covid-19 que pueden hacer descarrilar la recuperación económica.

Se trata de 1.884 millones de Derechos Especiales de Giro que al cambio actual equivalen a unos 2.500 millones de dólares, que el país tiene a su disposición por si los necesita.

El acceso al monto total del PLL «estará disponible después de completar esta revisión» pero las autoridades panameñas «tienen la intención de seguir asignando al acuerdo un carácter de precaución», afirma el FMI en un comunicado.

La economía de Panamá creció 15,3% en 2021, recuperándose a medida que se suprimían los confinamiuentos impuestos para luchar contra el covid-19, y se espera que continúe por la senda del crecimiento en 2022, debido en parte a la reanudación de la construcción de una nueva línea de metro y la mejora de la inversión privada.

El FMI otorga este tipo de acuerdos a países que pueden satisfacer sus necesidades de financiamiento externo, como es el caso de Panamá, una economía dolarizada basada en gran medida en las actividades vinculadas con el Canal que conecta los océanos Pacífico y Atlántico a través del Mar Caribe.

La economía de Panamá se recuperó en 2021 «impulsada por un repunte de la demanda interna y mayores exportaciones de cobre, a pesar de los continuos desafíos de la pandemia de covid-19 y las incertidumbres mundiales», afirmó después de las deliberaciones Kenji Okamura, subdirector gerente, citado en el comunicado.

La incertidumbre continuará en 2022, debido a las consecuencias de la guerra en Ucrania, la subida de los precios del petróleo, las condiciones financieras globales más estrictas y las nuevas variantes de covid-19.

Okamura destaca la importancia de fortalecer la gestión de las finanzas públicas y la transparencia fiscal «para preservar la posición de Panamá como centro financiero regional».

El país centroamericano experimenta una de las mayores crisis sociales desde que en 1989 cayó la dictadura militar del general Manuel Antonio Noriega tras la invasión estadounidense.

El descontento se produce en un escenario de 4,2% de inflación interanual registrado en mayo, una tasa de desempleo en torno al 10% y un aumento en el precio del combustible del 47% desde el comienzo del año.