DEA revela que luego de 13 operativos fallidos, Marina de México consumó la captura de Caro Quintero

A tres días de la captura de Rafael Caro Quintero,  la polémica entre la administradora de la DEA, Anne Milgram, quien presumió que la agencia participó en la captura de capo y la negación del embajador de EE.UU. en México, Ken Salazar, se suma una nueva voz que asegura que autoridades estadounidenses sí participaron en el arresto.

De acuerdo a la revista Proceso, en México, un alto funcionario de la Administración Federal Antidrogas (DEA) de Estados Unidos expone que la agencia sí tuvo que ver con la logística para que el capo cayera. Incluso, pagó a informantes y aprovechó los descuidos de quien lo protegía.

“Hace algunas semanas se logró detectar y confirmar la ubicación y la zona de la sierra donde se escondía; en coordinación con la Marina de México se comenzaron a diseñar operativos muy específicos para que no se escapara o se filtrara la información”, detalló.

Es decir, la versión de Salazar sobre que ningún personal de los Estados Unidos participó en la operación táctica de la captura, podría ser una verdad a medias.

Pues todo indica que luego de que se confirmara la zona donde Caro Quintero tenía su guarida, agentes estadunidenses viajaban con frecuencia a México y se intensificaron las negociaciones con la Marina para llevar a cabo el operativo de captura.

“Antes de ésta, que finalmente concluyó con su detención, la Marina de México tuvo otras 13 oportunidades de capturar a Quintero y no lo hizo; esto ocurrió a lo largo de un periodo de unas cuatro semanas”, explicó.

Entre las circunstancias que jugaron en contra de narcotraficante, por quien la DEA ofrecía $20,000,000 de dólares, fue las traiciones que sufrió el capo.

Pagamos mucho dinero a personas que nos iban dando información. Los datos no los compartimos hasta que pudimos corroborarlos por medio de otros métodos de inteligencia, de que se trataba de Caro Quintero. Así fue el operativo”, narra.

Los capos del narcotráfico que lo resguardaron en la Sierra le bajaron la protección a Caro, quien fuera uno de los capos innovadores del trasiego de mariguana de México a Estados Unidos, junto a Miguel Ángel Félix Gallardo y Ernesto Fonseca Carrillo, según la DEA.

Tomado de https://laopinion.com/