Tragedia en Estados Unidos: un ex piloto de Nascar fue asesinado por un vagabundo en una estación de combustible

El mundo del automovilismo en Estados Unidos está consternado por el asesinato del ex piloto de Nascar y del United State Auto Club (USAC), Bobby East, quien a sus 37 años perdió la vida después de enzarzarse en una discusión con un vagabundo que terminó apuñalándolo en el pecho.

Según revelaron los medios norteamericanos TMZ Sports Los Ángeles Times, el indigente estaba en libertad condicional después de haber protagonizado distintos altercados en las calles de California y se lo consideraba peligroso para la sociedad por ir siempre armado.

El último comunicado oficial detalló que el asesino terminó siendo abatido por las fuerzas de seguridad de SWAT tras un allanamiento en un departamento en la ciudad de Anaheim, al sur de California.

El trágico hecho se desarrolló en una gasolinera del estado de California. Allí, el campeón de la USAC (2004, 2012 y 2013) se detuvo a cargar nafta para continuar con su viaje y mientras lo hacía se acercó el vagabundo, a quien posteriormente se lo identificó como Trent William Millsap.

Este hombre, con el rostro totalmente tatuado se aproximó al ex piloto de Nascar (entre 2005 y 2008) y comenzaron a discutir. La situación se volvió cada vez más tensa y fue en el momento más álgido cuando MIllsap sacó un arma punzante y la clavó directamente en el pecho de Bobby East. Por ahora se desconoce el motivo que llevó al hombre a atacarlo a puñaladas.

Tras la agresión, el indigente se dio a la fuga, mientras que la ambulancia acudió al lugar unos minutos más tarde. Pese a que intentaron reanimarlo, sus movimientos no fueron suficientes para salvarle la vida a East, quien finalmente falleció de camino al hospital.

Según la Policía de Westminster, ubicada a unos 50 kilómetros del sureste de Los Ángeles, Trent WIlliam Millsap ha estado en búsqueda y captura durante varios días hasta que finalmente, un equipo SWAT lo mató en un tiroteo.

El grupo de oficiales especiales recibió una orden de allanamiento en un departamento de la ciudad de Anaheim (en el condado de Orange), que era donde se suponía que estaba escondido el asesino. Se dirigieron hasta allí y, tras un tiroteo entre ambas partes que terminó con un oficial herido, Millsap perdió la vida.

Tomado de Infobae