Tras la caída de Caro Quintero, estos son los narcos mexicanos en la mira de la DEA

La captura de Rafael Caro Quintero luego de un operativo implementado por elementos de la Marina, representa un gran logro para los gobiernos de México y Estados Unidos.

Y es que el llamado “Narco de narcos” era uno de los delincuentes más buscados por la DEA, dependencia que llegó a ofrecer 20 millones de dólares por información que ayudara a su captura, lo que constituye la recompensa más alta que se haya anunciado por un fugitivo.

Pero además de este capo sinaloense, hay otros narcotraficantes que están en la mira de la Agencia Antidrogas estadounidense, por quienes también se ofrecen diversas recompensas.

El más importante que le sigue a Caro Quintero es Ismael El Mayo Zambada, líder del Cártel de Sinaloa y quien, por años, ha logrado escapar de las autoridades de ambos países, razón por la que la recompensa por información para su captura es de 15 millones de dólares.

También destacan los 3 hijos de Joaquín El Chapo GuzmánIvan Archivaldo Guzmán Salazar, alias “Chapito”, Ovidio Guzmán, conocido como “El Ratón”, y Alfredo Guzmán, también llamado “Alfredillo”.

Ovidio es quizá el más famoso de ellos, en buena parte por el llamado “Culiacanazo”, es decir, el día en que elementos del ejército mexicano lo capturaron, pero horas después lo liberaron ante la presión de decenas de sicarios del Cártel de Sinaloa, quienes sitiaron toda la ciudad de Culiacán.

Sin embargo, Alfredo es considerado uno de los principales dirigentes del Cártel de Sinaloa, y un elemento clave de ese grupo del narcotráfico, por lo que es el único de los tres que forma parte de la lista de los diez criminales más buscados por la DEA.

Ismael Zambada Sicairos, alias “Mayito Flaco” e hijo del Mayo Zambada, es otro heredero del narcotráfico que es buscado por Estados Unidos. Según informes de la DEA, enfrenta cargos en el Distrito Sur de California por el intento y conspiración de narcóticos.

Por último, pero no menos importante, se encuentra Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho” y líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), otro de los capos que se mantienen libres y que son una prioridad para las autoridades no solo de México, sino de Estados Unidos, e incluso de la Interpol. Por este capo originario de Jalisco, la DEA actualmente ofrece una recompensa de 10 millones de dólares.

Tomado de https://laopinion.com/