Zelensky destituyó al jefe de Inteligencia y a la fiscal general del país entre acusaciones de traición

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, destituyó con efecto inmediato al jefe del Servicio de Seguridad de Ucrania, Ivan Bakanov, y a la fiscal general del país, Irina Venediktova, tal y como ha sido anunciado este domingo en decreto presidencial. Todo esto ocurrió en medio de rumores de traición.

Venediktova será sustituida por Oleksiy Simonenko mientras que no se ha dado a conocer al reemplazo de Bakalov, hasta ahora miembro del círculo de amistades más íntimas del presidente y del que el mandatario, según fuentes del portal de noticias estadounidense Politico, se había distanciado tras la caída de la región de Jersón en manos rusas durante las primeras semanas de la guerra.

De acuerdo con el decreto publicado en la web de la Presidencia de Ucrania, Bakalov fue destituido de conformidad con el Artículo 47 del Estatuto Disciplinario de las Fuerzas Armadas de Ucrania, que alude a la “falta de desempeño (o desempeño inadecuado de) deberes de servicio con el consiguiente el coste de vidas humanas”.

Por su parte, la fiscal fue cesada en virtud de los poderes de guerra asumidos por Zelenski tras la invasión rusa del país, sin dar más detalles.

En una comparecencia ante la población tras anunciar los ceses, el presidente de Ucrania esgrimió que en torno 60 miembros del personal de la Oficina del Fiscal General y del Servicio de Seguridad “permanecieron en los territorios ocupados por Rusia y colaboraron con los rusos”.

“Tal conjunto de crímenes contra los cimientos de la seguridad nacional del Estado y las conexiones que se han registrado entre los empleados de las fuerzas de seguridad de Ucrania y los servicios especiales de Rusia plantean preguntas muy serias a los líderes relevantes”, declaró el mandatario en comentarios recogidos por el Kiev Independent.

Por otra parte, Zelensky aseguró el sábado que su país seguirá “reconquistando” aquellos territorios que están ocupados por las tropas rusas, por lo que “continuarán luchando para recuperar el territorio”, en el marco de la invasión de Rusia iniciada el 24 de febrero por orden del presidente ruso, Vladimir Putin.

“Ya hemos logrado liberar parte del territorio que fue ocupado después del 24 de febrero. Liberaremos gradualmente otras regiones de nuestro país, que actualmente se encuentran bajo ocupación”, declaró en el vídeo diario dirigido a la población ucrania en la noche del sábado.

Zelensky expresó que las armas rusas “no lograrán romper la unidad” de los ucranianos, al tiempo que ha señalado el peligro de las “armas informativas”.

“Debería ser igualmente obvio que la unidad ucraniana no puede romperse con mentiras, intimidación, falsificación o teorías de conspiración”, manifestó.

(Con información de Europa Press)