Fue a comer a un restaurante y se llevó una sorpresa gigante: huellas de dinosaurio de 100 millones de años

Un cliente que cenaba en un restaurante del centro de Leshan, en la provincia china de Sichuan, notó varios peculiares pozos en el patio del restaurante que llamaron su atención. Su afición por la prehistoria despertó la sospecha de que podía tratarse de algo especial. Días después, especialistas confirmaron que se trataba de huellas fósiles de dinosaurios.

Ou Hongtao, abocado a su especulación, se puso en contacto esa misma noche con Xing Lida, profesor asociado de la Universidad China de Geociencias.

Junto a otros investigadores del Museo de Dinosaurios de la ciudad de Zigong, acuadieron para investigar los pozos, que resultaron ser huellas fósiles de brontosaurios.

Con el apoyo de videografía y escaneos en 3D, señalaron que se trata de huellas de dos ejemplares de esta especie herbívora de gran tamaño, pertenecientes a la Formación Jiaguan del período Cretácico temprano.

Los dos dinosaurios saurópodos tenían una longitud corporal aproximada de ocho metros y habrían estado recorriendo la zona a lo largo de la orilla del río cercano hace unos 100 millones de años, dejando unas 10 huellas en dos senderos.

Es la primera vez que se encuentran rastros de este tipo en Leshan.

“Podemos ver seis huellas fósiles bastante buenas de dinosaurios saurópodos dejadas en el patio del restaurante. Los saurópodos, una especie de dinosaurios herbívoros con el cuello y la cola de longitud reconocible al instante que vivían en la Era de los Dinosaurios, pueden llegar a medir entre 40 y 50 metros en su edad adulta”, explicó Xing.

A solo cinco kilómetros está ubicado el Buda Gigante de Leshan, la estatua de piedra de Buda más grande del mundo, cuya base también está formada por este tipo de sedimentos cercanos al río.

Tomado de Infobae