El escalofriante asesinato de una actriz a manos de un fan mentalmente inestable y obsesionado con ella

El 18 de julio de 1989, la actriz Rebecca Schaeffer, de 21 años, fue asesinada en su casa de Los Ángeles por Robert John Bardo, un hombre mentalmente inestable que la había estado acechando

La muerte de esta joven promesa de Hollywood ayudó a que en California se aprobara una legislación destinada a prevenir el acoso.

Schaeffer nació el 6 de noviembre de 1967 en Eugene, Oregón. Trabajó como modelo adolescente y tuvo un breve período en la telenovela diurna One Life to Live, pero fue más conocida por coprotagonizar con Pam Dawber la comedia televisiva My Sister Sam

El asesinado Bardo, nacido en 1970, había escrito cartas a Schaeffer e intentó sin éxito acceder al plató de My Sister Sam, antes de presentarse en su apartamento el 18 de julio de 1989. Según los informes, el fan obsesionado había obtenido la dirección de la casa de la actriz a través de una agencia de detectives, que la localizó a través de registros en el Departamento de Vehículos Motorizados de California.

Además, el día del asesinato, Schaeffer cumplió con la solicitud de autógrafo de Bardo cuando apareció en su casa y luego le pidió que se fuera. Regresó poco tiempo después y la actriz, quien supuestamente estaba esperando a que alguien le entregara un guion, volvió a abrir la puerta. Bardo luego le disparó, matándola en el acto.

El criminal fue arrestado al día siguiente en Tucson, Arizona, y procesado por la fiscal de distrito del condado de Los Ángeles, Marcia Clark, quien más tarde se hizo famosa como fiscal en el juicio de OJ Simpson. 

En 1991, Bardo fue declarado culpable de asesinato capital y condenado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. 

Tres años después, California aprobó la Ley de Protección de la Privacidad del Conductor, que impedía que el Departamento de Vehículos Motorizados revelara direcciones privadas.

La película de 2002 Moonlight Mile, vagamente inspirada en la historia de Schaeffer, fue escrita y dirigida por Brad Silberling, quien había estado saliendo con la joven actriz en el momento de su muerte.

Tomado de https://laopinion.com/