Tigres, las mascotas preferidas por líderes del crimen organizado

Durante los aseguramientos en las mansiones de narcotraficantes destacan los hallazgos de joyas, muebles lujosos, armas cubiertas de oro, vehículos deportivos y excéntricas mascotas, siendo los tigres, de los animales preferidos por los líderes criminales.

Así ocurrió en un decomiso registrado en febrero de este año, en una residencia ubicada en el municipio de Quechultenango, en Guerrero, que pertenecía a narcotraficantes locales.

En el lugar, las autoridades encontraron tres felinos dentro de una jaula y, como ocurre en estos casos, se dio parte a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) para el traslado y resguardo de los animales.

Al respecto, el inspector Lucio Arturo García Gil, de dicha dependencia, concedió una entrevista al diario Milenio, en donde reveló que durante los últimos años han visto cada vez más tigres en posesión del crimen organizado.

“Es una forma para ellos de demostrar poder y violencia. Y también hay fines oscuros para tener estos grandes felinos”, asegura el inspector, quien en 2008 recuperó varios felinos de una mansión al sur de la Ciudad de México, propiedad del cártel de los Beltrán Leyva.

“Muchas veces los propietarios desgarran o descolmillan a los tigres, pero no por eso dejan de ser peligrosos. Frente a un humano, en cualquier circunstancia, son mortales” aseguró.

El último decomiso de un tigre que realizó el inspector ocurrió hace unos días en una casa ubicada en el municipio de Chimalhuacán, en el Estado de México, y recordó que el propietario quiso recuperarlo.

A las pocas horas del aseguramiento, un abogado de aspecto extraño se presentó al lugar asegurando que representaba al dueño del animal, pero ocultó datos relevantes del propietario, por lo que tampoco pudo acreditar la legal posesión del felino.

Por tratarse de Chimalhuacán, una región en donde existe dominio del cártel de La Familia Michoacana, la camioneta donde trasladaron al animal fue escoltada por la Guardia Nacional hasta el Parque Ecológico Zacango, en el Estado de México, donde resguardaron al felino.

De acuerdo con datos de la Profepa, 32 felinos mayores fueron rescatados por autoridades federales entre 2018 y 2021. A esos decomisos hay que sumarles, al menos, dos más en lo que va del año, y aunque la mayoría son tigres, también se han asegurado leones, jaguares, gatos monteses, pumas, leopardos y tigrillos.

Tomado de https://laopinion.com/

Publicado por Panama Times PTY

Periodistas y comunicadores.

A %d blogueros les gusta esto: