Al menos 18 muertos en una operación policial en una favela de Río de Janeiro

Al menos 18 personas murieron este jueves durante una incursión policial contra bandas del crimen organizado en la favela Complexo do Alemao, una de las más grandes de la ciudad de Rio de Janeiro, informó la policía civil de esa ciudad brasileña.

Del total de fallecidos, 16 son “sospechosos” de pertenecer a bandas criminales, otro es una mujer de 50 años que vivía en la zona y el restante es un uniformado de 38 años, explicó en una rueda de prensa un portavoz de la policía civil, que más temprano había dado cuenta de la muerte de cinco personas.

Otro uniformado fue herido en un pie y trasladado a un hospital cercano al lugar del tiroteo, donde se encuentra estable, según un comunicado de la Policía Militarizada.

Testigos en el lugar aseguraron que, después de la incursión policial y el intercambio de disparos, vecinos corearon desde las ventanas de sus viviendas: “¡Queremos paz!”.

“Es una masacre adentro, que la policía llama un operativo”, dijo una mujer que habló bajo la condición de anonimato por temor a las represalias. “No nos permiten ayudar (a las víctimas)”, dijo, y añadió que vio cuando arrestaban a un hombre que intentó hacerlo.

En la operación participaron cerca de 400 uniformados que ingresaron desde tempranas horas al Complexo do Alemao, un deprimido conglomerado de favelas en el norte de la ciudad.

Según el comunicado de las autoridades, los equipos de la Policía Militarizada y Civil “fueron atacados a balazos en diferentes puntos del Complexo”.

El operativo, para el que también fueron utilizadas cuatro aeronaves y diez vehículos blindados, buscaba a los miembros de una banda dedicada al robo de automóviles y vehículos de carga y al asalto de bancos.

Durante la acción, las autoridades incautaron una ametralladora calibre .50 (capaz de derribar un helicóptero), cuatro fusiles y dos pistolas.

Testimonios recogidos por G1 dieron cuenta de intensos intercambios de tiros entre autoridades y criminales. Algunos videos divulgados por internautas muestran una ráfaga de disparos contra un helicóptero de la policía.

Este es el segundo operativo en menos de diez días en la zona, después de que el pasado 12 de julio otra acción de los uniformados dejó un saldo de seis muertos.

Los enfrentamientos entre la Policía y grupos criminales que disputan el control del tráfico de drogas son frecuentes en las áreas más empobrecidas de Río de Janeiro, castigadas por la violencia.

Las operaciones policiales en Río de Janeiro han prendido las alarmas de organismos de derechos humanos, que han pedido control sobre los uniformados.

En 2021, más de 6.100 personas murieron a manos de la Policía, según datos del Anuario de Seguridad Publica.

Meses atrás, el Tribunal Supremo impuso una serie de condiciones para las incursiones policiales en las favelas de Río a fin de reducir las muertes y las violaciones de derechos humanos a manos de la policía. La corte ordenó que solo se usara la fuerza letal luego de agotar todos los otros medios para proteger la vida.

El fallo fue en respuesta a una incursión en la favela de Jacarezinho en 2021, en la que murieron 28 personas. Tal como sucedió el jueves, en esa ocasión murió un agente, lo que dio lugar a especulaciones de que fue la causa de los abusos y las ejecuciones sumarias.

Tomado de Infobae