Por qué el sobrino de Ricky Martin lo había acusado de violencia doméstica

Recientemente se archivó la denuncia por violencia doméstica en contra de Ricky Martin, por lo que el famoso cantante puertoriqueño rompió el silencio y se dijo “víctima de una mentira”.

Esta situación legal comenzó el 2 de julio, cuando la jueza Raiza Cajigas Campell expidió una orden de protección en contra del intérprete para procurar la seguridad de una aparente víctima de violencia.

Posteriormente se dio a conocer que fue su sobrino Dennis Yadiel Sánchez quien interpuso dicha denuncia y además, él solicitó la orden de protección ante el Tribunal de Primera Instancia de San Juan, Puerto Rico.

Los supuestos motivos de Dennis fueron difundidos por el medio puertoriqueño El Vocero, donde se afirmó que la orden de restricción ahora archivada indicaba que las partes se habrían relacionado por siete meses y se separaron hace dos.

Cabe señalar que Ricky Martin está casado con Jwan Yosef desde 2017 y en su familia tiene cuatro hijos: los gemelos Matteo y Valentino a los que trajo al mundo solo y Lucía y Renn, a quienes recibió junto a su actual pareja.

El documento también alegaba que el artistaaparentemente llamaba con frecuencia al demandante y llegó a merodear incluso alrededor de su residencia en al menos tres ocasiones, por lo que el sobrino del cantante temía por su seguridad.

Además, días antes de la audiencia que habría tenido lugar este jueves, Sánchez alegó que un hombre lo amenazó de muerte si hablaba en la vista por la orden de protección por violencia doméstica, prevista para este 21 de julio en el Tribunal de Primera Instancia de San Juan. Esa llamada telefónica tuvo lugar a las 21:05 hora local de este miércoles, según el comunicado de la Policía.

Un minuto más tarde, el joven de 21 años atendió una segunda llamada, efectuada desde otro número de teléfono, en la que la voz de un hombre le mencionó la calle Tarragona, donde reside.

En su momento, la profesora de Derecho y Estudios de Género en la Universidad de Puerto Rico, Mariana Iriarte Mastronardo recalcó para el portal El Nuevo día que “La orden de protección” que le fue impuesta al cantante de Livin’ la Vida Loca era parte de un proceso para escuchar su versión de los hechos y que es parte de “un remedio civil” en el cual se dictan las primeras medidas.

El 3 de julio, Ricky Martin explicó que la orden de protección en su contra se basaba en alegaciones “totalmente falsas”, además de informar que enfrentaría el proceso con responsabilidad. “Por ser un asunto legal en curso no puedo hacer expresiones particulares. Agradezco las innumerables muestras de solidaridad y las recibo con todo mi corazón”.

Durante el escándalo en que representó esta orden de restricción, Ricky Martin recibió apoyo por parte de su hermano y de su pareja, además de todas las muestras de cariño por parte de sus fans.

Su esposo Jwan Yosef incluso apoyó a Ricky Martin con la promoción de su nuevo tema Ácido amor: Y así la vida, no importa lo que digan, si al final somos tú y yo jugando a ser tímidos, ácido sabor”, escribió.

En los últimos días también se conoció que el artista se enfrenta a una demanda de su exmanager, Rebecca Drucker, que le reclama unos tres millones de dólares en comisiones impagadas. La representante trabajó en dos períodos con el boricua -entre 2014 y 2018 y de mayo de 2020 hasta abril de 2022-, y presentó la denuncia el pasado miércoles en un juzgado de Los Ángeles.

La mujer alega en su denuncia que protegió al cantante de “María” de las consecuencias de sus “imprudentes indiscreciones”. “Lo hizo no solo porque era su mánager, sino también porque pensó que Martin era su querido amigo”, decía el escrito presentado en sede judicial.

Tomado de Infobae