Quién es alias Goyo y cuál fue su participación en la última masacre carcelaria de Ecuador

Los servicios de inteligencia de la Policía ecuatoriana han señalado a José Gregorio Ramírez Guerrero, alias Goyo, como el causante de la última matanza en una prisión del Ecuador. Sin embargo, nuevas revelaciones periodísticas contradicen a la versión policial, pues se trataría de un relato para intentar dirigir la culpa hacia el reo que también fue asesinado. Las pugnas entre las megabandas que controlan las cárceles de Ecuador serían la causa de las masacres. Mientras tanto, el gobierno no ha aplicado políticas eficientes que permitan retomar el control de los reclusorios a pesar de los pedidos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de garantizar condiciones dignas para los reos.

El pasado 18 de julio Ecuador enfrentó su séptima masacre carcelaria desde febrero de 2021. La cárcel de Santo Domingo, ubicada a 152 kilómetros de Quito, fue nuevamente el escenario de brutales asesinatos que cobraron la vida de 12 personas, según los datos oficiales del Ministerio del Interior.

La Policía ha informado que alias Goyo, de nacionalidad venezolana, fue detenido luego del asesinato de tres personas el 13 de junio de 2021, en Manta. El hombre fue condenado a 34 años de prisión por ese crimen. Alias Goyo vivió varios años en Ecuador y estuvo detenido en la cárcel de Santo Domingo, donde fue asesinado brutalmente.

Según la versión oficial, alias Goyo fue identificado como uno de los cabecillas de una fracción que quería sublevarse en contra de los R7, una banda que se dedica al microtráfico, el sicariato y la extorsión. Fue fundada por aliados de Jorge Luis Zambranoalias Rasquiña o JL, el antiguo líder de Los Choneros, la megabanda más grande del país. Los R7 han estado involucrados en las tres últimas masacres carcelarias: la de Turi, en abril de este año, y las dos de Santo Domingo, en junio y julio de 2022. Esta subcélula funciona a través de vínculos o redes con las megabandas carcelarias.

Alias Goyo, cuyo nombre ha llenado los titulares de los medios ecuatorianos luego de las declaraciones oficiales sobre su participación en la última masacre, tenía 28 años y era soltero. Tenía antecedentes por asesinato y delincuencia organizada. El hombre cumplió sus condenas en la cárcel de Turi, en Azuay, al sur del Ecuador, pero luego fue reubicado en la cárcel de Santo Domingo.

En la cárcel de Turi también cumplía su pena Freddy Marcelo Anchundia, fundador de los R7 junto a Ángelo Javier Achilie. La Policía presume que alias Goyo tuvo nexos con Anchundia.

La versión del gobierno identifica a alias Goyo como el causante de la última masacre carcelaria pues, según los servicios de inteligencia, alias Goyo quería formar su propia estructura. La policía ha vinculado a alias Goyo con el cartel de La Nueva Escuela.

A pesar de que los servicios de inteligencia de la Policía contaban con información sobre los supuestos planes de alias Goyo, no hubo ningún plan de prevención que impidiera el asesinato y desmembramiento de los 12 presos que murieron en la cárcel de Santo Domingo.

Un reportaje publicado en GK de la periodista Karol Noroña, especializada en coberturas de seguridad, delincuencia organizada y crisis carcelaria, desde mayo había amenazas de asesinatos en la prisión de Santo Domingo, “por la ambición de Los Choneros”.

Los Choneros, una de las pandillas más antiguas del Ecuador y que actúa desde los 90, tienen 12.000 miembros. Sus integrantes están en las cárceles de las provincias Cotopaxi, Santo Domingo, Manabí y Guayas. Los Choneros se han convertido en una de las bandas carcelarias más violentas del país. Esta megabanda era liderada por alias Rasquiña, pero cuando fue asesinado quedó bajo el mando de alias Fito y alias JR.

Al menos cuatro de las antiguas subestructuras de Los Choneros (Los Chone Killers, Los Lobos, Los Pipos y Los Tiguerones) rechazaron los liderazgos de alias Fito y alias JR. Lo mismo sucedió con los R7 que se alejaron de Los Choneros luego de la muerte de Rasquiña porque –según recoge el reportaje de Noroña– percibieron “una traición” de los actuales cabecillas alias Fito y alias JR en contra de alias Rasquiña: “Es decir, señalaron su posible participación en el asesinato de JL (Rasquiña), alineados con una organización de narcotráfico internacional mexicana. No eran los únicos: lo mismo han dicho otras bandas narcodelictivas que ahora enfrentan a la ya fragmentada organización Los Choneros”.

Fuentes que pidieron la reserva por motivos de seguridad contaron a GK que los R7, que responden a Freddy Anchundia, volvieron a vincularse con Los Choneros. Los R7 rompieron sus vínculos con Los Lobos, con quienes se enfrentaron en la penúltima masacre que también sucedió en Santo Domingo.

En uno de los videos de la matanza, uno de los atacantes, mientras dispara a los cuerpos desmembrados, dice: “Esto es por el Comandante J”. Según la Policía, “comandante J” es en referencia a alias Rasquiña, también conocido como “JL”. Sin embargo, de acuerdo a la investigación de GKen realidad se referían a alias JR, uno de los actuales cabecillas de Los Choneros.

En esa última jornada violenta, el primero en morir fue alias Goyo, quien habría querido crear una nueva estructura para aliarse con Los Lobos, quienes han ganado una notable expansión territorial en Ecuador.

Una fuente reservada que se cita en el reportaje de GK, señala que la versión oficial sobre alias Goyo es equivocada, pues quieren vincularlo con el asesinato de alias Rasquiña: “Ponen sobre Goyo el peso de ese asesinato, cuando durante años han acusado a los líderes actuales de Los Choneros como los colaboradores de un cártel mexicano para matar a JL. Él (JL) fue ambicioso, quiso incluso hacer suyas las rutas nacionales con salida internacional. Parece que crean toda una historia para poner a Goyo como el principal actor. Lo que están haciendo Los Choneros es exterminar a cada uno de sus potenciales enemigos”.

Tomado de Infobae