Rafael Caro Quintero enfrenta otra demanda, y fue presentada por su esposa

Luego de la captura de Rafael Cario Quintero por parte de elementos de la Marina de México, y en medio del proceso de extradición que se inició en su contra por parte del gobierno de Estados Unidos, el capo sinaloense se enfrenta a otra demanda.

Sin embargo, en esta ocasión no se le acusa por tráfico de drogas o algún crimen, sino por la falta de pensión alimenticia para el hijo que tuvo con su esposa Diana Espinoza Aguilar.

Así lo dio a conocer el diario Milenio, al revelar documentos oficiales en donde se señala que el llamado “Narco de narcos” deberá presentarse el próximo 25 de agosto en un juzgado familiar de Zapopan, Jalisco, para comparecer por esta demanda.

En el mismo documento se menciona que ese día Caro Quintero deberá de presentar las pruebas testimoniales a su favor, y se le pide a la procuraduría de la defensa de los niños, las niñas y adolescentes, notificar sobre el acuerdo de manutención llegado entre las partes involucradas.

Diana Espinoza, quien conoció al fundador del Cártel de Guadalajara nada menos que en la prisión, tuvo un hijo con el líder criminal y ahora busca obtener la pensión alimenticia para el menor.

Asimismo, se informó que la mujer ya había presentado una solicitud de divorcio en el Juzgado Noveno de lo Familiar en Zapopan, Jalisco, la cual quedó registrada con el expediente 2113/2019.

Cabe señalar que, al igual que Caro Quintero, Espinoza Aguilar estuvo recluida en el penal de Puente Grande, en Jalisco, en donde se encontraba purgando una condena por narcotráfico, debido a su relación sentimental con el colombiano Ever Villafañe.

La mujer, de entonces 39 años, relató a la periodista Anabel Hernández que la conductora de televisión Eli Castro, una amiga que tenía en común con Caro Quintero, los presentó y desde entonces nacería su romance.

Tras cumplir su condena en 2011, ella siguió en contacto con el narcotraficante, y al ser liberado por una falla en su proceso penal en 2013, por fin, ambos comenzaron a vivir juntos.

Sin embargo, las nuevas acusaciones en contra del delincuente fueron un obstáculo en su historia de amor, pues el capo sinaloense tuvo que esconderse, y de esta manera su relación comenzó a ser cosa del pasado.

Tomado de https://laopinion.com/