#Panamá… Un país golpeado por los políticos corruptos y el despilfarro de sus impuestos

El país está en crisis y el panorama no es nada alentador. Tenemos un gobierno que fue elegido por el 33 % de los electores que estaban habilitados para votar. Antes de la llegada de esta administración la economía no andaba muy bien. Pero cuando arrancó la gestión del ‘Buen Gobierno’ debió enfrentar la pandemia, que a pesar, que ya no se dan las cifras diarias de contagios y el uso obligatorio de la mascarilla ya es cosa del pasado y el virus sigue acechando.

Este mal trajo consigo muerte y sobre todo, gastos para comprar una vacuna que no es 100 % efectiva, pero si hay que reconocerle que sirve para mitigar la furia del Covid-19.

El país se endeudó más que en los 2 últimos gobiernos y eso podría aumentar más… ya que a la administración de Laurentino Cortizo le faltan más de 2 años. Y el asunto es para preocuparse porque el estratega de las finanzas de este Gobierno que nadie le gana pidiendo prestado, acaba de admitir que los subsidios y el pago de la planilla estatal se da a punta de préstamos.

En los años duros de la pandemia (2020-2021) la austeridad solo la vivió en carne propia el pueblo, es decir, el que no trabajaba en el Gobierno. Muchos quedaron sin trabajos, otros con contratos suspendidos, pero el GOB cobraba completito. Durante estos años, las compras en el GOB se multiplicaron y para hacerla expedita, se agarraron como una sanguijuela del Estado de Emergencia para asignarlas de a “dedo” y a precios que acariciaban las nubes. 

Y como todo tiene un límite, la gota que rebasó el taza, fue el alto precio de los combustibles y esto provocó que se registraran protestas en diferentes puntos de la geografía nacional y estas a su vez, después de varios intentos, nace  una “Mesa del Diálogo” donde los representantes del GOB han sido tendencia, no por sus dones de oradores o estrategas, sino porque están desconectados de la realidad que vive el país. Esto quedó demostrado cuando rechazaron un plato de comida que los representantes de los pueblos originarios les ofrecieron… un plato de comida que contenía los mismos alimentos que días antes el GOB había anunciado su congelamiento de precio para que estuviera al alcance de todos los panameños. 

Esta Mesa ha sido bautizada por muchos de diversas maneras, pero la que más no ha llamado la atención fue como la llamó el Cardenal José Luis Lacunza… “Mesa sancocho”… porque retrata en cuerpo entero estas negociaciones donde el GOB mandó a sus ‘fichas’ que lo más cercano que han estado a los números es cuando les pagan la quincena porque deben sumar y restar para pagar sus compromisos económicos.  Y por el otro lado, están los oportunistas que están al servicio del mejor postor o de los políticos que ya están pensando en las elecciones generales del 2024.

Todos han hablado del combustible, comida, desempleo y otros… pero la austeridad real NO… ¿Y por qué será? Quién sabe … lo cierto es que si queremos hacer una lista de gastos que no solo se deben incluir en la lista de austeridad, sino eliminarlos, debemos empezar con el subsidio a los partidos políticos, que es una carga que sale de los bolsillos de los contribuyentes golpeados. A esos que guardan silencio cuando se le habla de este… les decimos… Si usted quiere hacer política, es hora que usted se la pague, ya basta de que el pueblo esté cargando a los políticos y por ende a los corruptos.