Rusia: Múltiples organizaciones judías recibieron advertencias

Múltiples organizaciones judeorrusas han recibido cartas amenazantes del Ministerio de Justicia ruso con respecto a su trabajo en las últimas semanas, similar a la carta recibida por la Agencia Judía a principios de este mes.

The Jerusalem Post se ha enterado de que algunas organizaciones judías que operan en Rusia se encuentran en una situación similar a la Agencia Judía, que ha recibido una carta del gobierno ruso en la que se afirma que puede ser considerada como un agente extranjero, lo que podría resultar en que su organización sea cerrada por la fuerza.

Una de las organizaciones respondió a la solicitud de comentarios del Post y envió un comunicado afirmando que «no hay cambios en nuestro trabajo en Rusia». Sin embargo, el Post entiende que estas organizaciones, mantenidas en funcionamiento principalmente por fondos estadounidenses o israelíes, han decidido bajar su perfil y solo hacer el trabajo que es necesario o urgente.

Las organizaciones judías que se consideran locales, sin financiación ni influencia extranjeras, no han recibido cartas similares y pueden continuar operando libremente, aunque muchas de ellas siguen eligiendo mantener un perfil público muy bajo.

Fuentes judeorrusas explicaron el lunes que la Agencia Judía en Rusia ha estado bajo estrecha vigilancia durante muchos años.

“Recuerdo haber participado en una conferencia de aliá de la agencia en Rusia hace unos 7 años y fue clausurada por el Servicio Federal de Seguridad de la Federación Rusa (FSB RF)”, dijo una fuente que participó en la conferencia sobre la principal agencia sucesora de la KGB de la Unión Soviética.

“Los agentes de FSB RF en realidad acompañaron a los participantes israelíes de la conferencia a Israel en su vuelo”, agregó la fuente.

El gobierno ruso ha ordenado a la Agencia Judía que cese todas las operaciones dentro del país. La orden se dio en una carta recibida del Ministerio de Justicia de Rusia. Los funcionarios de la Agencia Judía confirmaron que se recibió la carta y luego respondieron oficialmente al respecto.

El cierre forzoso de las oficinas de la Agencia Judía en Rusia tendrá un grave impacto en las relaciones entre Israel y Rusia, advirtió el domingo el primer ministro Yair Lapid.

“Las relaciones con Rusia son importantes para Israel”, dijo, pero «la comunidad judía en Rusia es grande e importante y surge en cada discusión diplomática con el gobierno de Moscú”.

Los comentarios de Lapid se produjeron después de que el Ministerio de Justicia de Rusia tomara medidas contra la agencia, alegando que estaba recopilando información ilegalmente sobre ciudadanos rusos. La organización, que coordina los esfuerzos para que los judíos de todo el mundo se muden a Israel, entre otras actividades, ha tomado medidas para trasladar sus operaciones rusas a Israel y en línea.

Jerusalem ve el asunto como un asunto diplomático y no legal. Como tal, Israel está considerando numerosas medidas de represalia en caso de que las autoridades rusas cierren las oficinas de la Agencia Judía, incluida la demora adicional de los procedimientos sobre la propiedad del Patio Alexander en Jerusalem, que Moscú cree que debería ser de su propiedad, o actos adicionales en apoyo de Ucrania en la guerra con Rusia. Otra posibilidad es volver a llamar al embajador de Israel en Rusia, Alexander Ben-Zvi, para consultas.

El primer ministro sostuvo una reunión clasificada el domingo con la ministra de Inmigración y Absorción, Pnina Tamano-Shata; el ministro de Vivienda y Construcción, Ze’ev Elkin, quien se desempeñó como traductor de los dos últimos primeros ministros en reuniones con el presidente ruso, Vladimir Putin; y altos funcionarios de la Oficina del Primer Ministro, el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Consejo de Seguridad Nacional, así como de la Agencia Judía.

Un participante en la reunión dijo que las acciones de Rusia fueron “un ataque al corazón de la esencia del Estado de Israel. Existe un temor real de que la aliá [inmigración judía] de Rusia se detenga y, por lo tanto, el gobierno israelí está invirtiendo tanto tiempo y esfuerzo como sea necesario”.

Siguiendo un plan anunciado la semana pasada para enviar una delegación legal a Rusia para hablar sobre el asunto, Lapid instruyó a los delegados que estén listos para volar a Rusia inmediatamente después de la autorización de Moscú. Les dijo que hicieran todo lo posible para agotar el diálogo legal y las conversaciones diplomáticas de alto nivel para permitir que la Agencia Judía ayude una vez más a los judíos rusos a emigrar a Israel.

Tomado de AJN