Por qué Nicolás Maduro apenas se arriesga a hacer cambios en el Alto Mando de la Fuerza Armada de Venezuela

Nicolás Maduro no quiere arriesgarse a mover demasiado el tablero de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), por lo que ni siquiera se arriesga a hacer las naturales renovaciones en el Alto Mando Militar Ampliado. Lo demuestra con los únicos dos cambios en los componentes y los dos en las regiones de Defensa Integral (REDI). La sustitución en la Aviación de un oficial del 27N y su envío como embajador a Irán.

Es evidente que cada vez más se amplía el tapón que no permite a los oficiales de las promociones, que se acercan al fin de su tiempo de servicio, poder refrescar la cúpula militar, no solo por la prórroga del GJ Vladimir Padrino López en el Ministerio de la Defensa durante ocho años, sino la permanencia de los otros integrantes del Alto Mando Militar.

En la Aviación, Maduro se aseguró de salir de uno de los participantes del 27N, Silva Aponte, además se saltó la promoción del año 1990, aunque ratificó a Hernán García Perozo en el Comando de Defensa Aeroespacial Integral (CODAI); esa promoción fue diezmada por la baja de sus integrantes.

“El discurso de Maduro exaltando exageradamente los valores de los oficiales de la Fuerza Aérea y la Armada no es normal y el exhorto de la lealtad, tampoco. Mi percepción es que la situación en la Fuerza Armada está alborotada”, le dice a Infobae un alto oficial retirado de la Aviación.

Por qué Silva

Hay que incluir, entre las piezas que se están moviendo en el escenario militar, la pretensión de nombrar a José Rafael Silva Aponte como embajador en Irán, de manera que sustituiría al Mayor General (Ej) Carlos Antonio Alcalá Cordones, hermano del MG (Ej) Cliver Alcalä Cordones, quien enfrenta un juicio en Estados Unidos.

Silva estuvo activamente involucrado en el intento de Golpe de Estado contra el presidente Carlos Andrés Pérez el 27 de noviembre de 1992, siendo integrante del Grupo Aéreo de Operaciones Especiales Nr. 15; después que el golpe fracasa Silva sale, junto con otros militares, rumbo a Perú donde se refugiaron. Regresó dos años después y fue reincorporado, junto a todos los demás, a la Fuerza Armada; es importante destacar que ninguno de ellos fue torturado ni su familia amenazada o perseguida.

El ex comandante de la Aviación pertenece a la promoción “Tte Piloto Luis Alberto Blanco Abreu” 1989, en la que ocupó en el orden de mérito el lugar No 4 de 68 graduandos; su promoción pasó a retiro este año. De cadete alcanzó la clase de sub-brigadier en 3er año y alférez parte del curso aéreo. Se graduó volando aviones Tucano T-27, luego vuela OV 10 Bronco en Grupo 15, posteriormente Mirage seguido del Sukhoi.

“Entre los amigos más cercanos desde la academia estuvieron: Rubén Darío Sanabria Contreras, Jesús Gregorio Aldana Quintero, Eduardo Legaspi Suazua, Margerys Marquina Moreno, entre otros. Fue un oficial muy allegado a Hugo Chávez y por ello formó parte de círculo cercano como edecán.”, dice un oficial en conversación con Infobae.

Los participantes en las intentonas golpistas del 4F y del 27N representan uno de los problema que Maduro busca superar en su disputa interna que, por el control del poder, mantiene con Diosdado Cabello. El mandatario no pertenece a los originarios, llegó cuando ya estaban consumados los dos eventos, tampoco proviene del mundo militar, lo que se convierte en un punto que sus adversarios internos no permiten olvidar.

El nuevo comandante de la Aviación, MG Santiago Alejandro Infante Itriago, también participó en el intento de golpe del 27N en 1992 y ha sido piloto de Tucano, Mirage y Sukhoi. Fue comandante dek Grupo 11, así como de la Base Aérea Cap. Manuel Ríos. Es un oficial que fue agregado aéreo en Rusia por unos meses hasta que es nombrado como Director de la Academia de la Aviación en el 2016.

“Infante se esforzó mucho por destacar, aparte de piloto, como oficial de comando e infantería. Es un desperdicio que ese talento esté al servicio de la estructura criminal del poder”, dice un compañero de la academia.

Las REDI

En lo que al poder de fuego se refiere, en los hechos, son más relevantes los jefes de las Redi que los comandantes de los componentes. Con Maduro ya pasaron la prueba los que ocuparon las Regiones en el el último año y por ello solo hizo dos necesarios nuevos nombramientos.

El MG Manuel Enrique Castillo Rengifo es el nuevo jefe de la REDI Los Andes en sustitución del MG José Santiago Moreno Martínez, quien fue designado como Segundo Comandante y Jefe del Estado Mayor Conjunto del Comando Estratégico Operacionl de la Fuerza Armada (Ceofanb).

El otro cambio fue en la REDI Los Llanos, cargo que ocupa ahora el MG Sidney Ramón Lázaro Partidas, en reemplazo del MG Santiago Alejandro Infante Itriago, quien fue nombrado Comandante General de la Aviación.

En el resto de las REDI quedaron los mismos oficiales: MG Javier Jose Marcano Tábata (Capital), MG José Antonio Murga Baptista (Central), MG Renier Enrique Urbáez Fermín (Occidental), MG Winder Enrique González Urdaneta (Oriental), MG Alfredo Román Parra Yarza (Guayana) y Almirante Neil Jesús Villamizar Sánchez (Marítima e Insular).

De manera que al Alto Mando Militar lo complementa el nombramiento del Almirante Aníbal José Brito Hernández como comandante general de la Armada, en sustitución del almirante Alexander José Velásquez Bastidas.

Tomado de Infobae

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s