Propietario de sitio porno forzó a 100 mujeres a filmar videos explícitos y mintió al asegurarles que no se verían en línea

El propietario del sitio web GirlsDoPorn, con sede en San Diego, obligó a unas 100 mujeres jóvenes a filmar videos explícitos que publicó en línea después de asegurarles que las imágenes no se compartirían, según el Departamento de Justicia.

Matthew Isaac Wolfe, de 40 años, de Nueva Zelanda, se declaró culpable el martes de tráfico sexual por la fuerza, fraude y coerción, así como de conspiración para cometer tráfico sexual por la fuerza, lo que puede resultar en cadena perpetua.

“Este crimen tuvo un impacto devastador en las víctimas”, dijo el fiscal federal Randy Grossman en un comunicado el martes.

“Buscaremos justicia para las víctimas de la trata de personas con la esperanza de que les ayude a recuperar sus vidas y dejar el dolor de esta experiencia en el pasado”.

Wolfe admitió haber coaccionado a “modelos” de entre 18 y 23 años para que hicieran los videos, a quienes aseguró que no se compartirían en los Estados Unidos, sin embargo, los publicó en el sitio web GirlsDoPorn para que el público los vea.

También dijo que capacitó al camarógrafo y coacusado Theodore Gyi sobre cómo filmar los videos, donde incluía una lección sobre cómo decirles a las mujeres en los videos que no se publicarían en Internet.

Además de todo, Wolfe admitió que el copropietario de GirlsDoPorn, Michael James Pratt, de 39 años, a quien las autoridades aún están buscando, operaba un sitio web llamado pornwikileaks.com con información de identificación y cuentas de redes sociales de algunas mujeres que estaban siendo filmadas.

El sitio web se dedicó a “exponer” las verdaderas identidades de las mujeres que aparecían en esos videos sexuales, “causando que las víctimas fueran objeto de un acoso severo”, dijo el Departamento de Justicia en un comunicado de prensa.

Wolfe, sin embargo, continuó asegurando a las mujeres que nadie descubriría sus identidades a pesar de saber acerca de pornwikileaks.com y su propósito.

Incluso después de que Wolfe se dio cuenta de esto, él y otros continuaron asegurando a los posibles modelos que nadie se enteraría de su filmación del video ni conocería su identidad.

Las mujeres ganaron anteriormente una batalla legal de $13 millones de dólares contra el sitio web GirlsDoPorn.

“Wolfe mintió y se aprovechó de mujeres jóvenes vulnerables, sometiéndolas a años de acoso implacable, miedo y angustia mental”, dijo Stacey Moy, agente especial a cargo de la Oficina de Campo del FBI en San Diego, en un comunicado. “Identificar, investigar y detener a los delincuentes de tráfico sexual es una parte fundamental de nuestra misión. Continuaremos trabajando con nuestros socios todos los días para hacer que estos perpetradores rindan cuentas por sus crímenes”.

Las autoridades están ofreciendo una recompensa de $50,000 dólares por información que conduzca al arresto de Pratt.

El fugitivo está acusado no solo de tráfico sexual por la fuerza, fraude y coerción, sino también de producción de pornografía infantil y tráfico sexual de un menor por la fuerza, fraude y coerción, según el Departamento de Justicia.

Pratt, quien también es nativo de Nueva Zelanda, está acusado de participar en una conspiración para reclutar mujeres jóvenes y niñas para participar en actos sexuales comerciales mediante el uso de la fuerza, el fraude y la coerción. Supuestamente lo hizo diciéndoles a las mujeres y niñas que les pagarían entre $3,000 y $5,000 dólares por la filmación de un video pornográfico de un día.

Sin embargo, en algunos casos, Pratt y sus asistentes supuestamente encerraron a las mujeres en habitaciones hasta que se filmaron los videos explícitos y obligaron a algunas mujeres a cometer actos sexuales que inicialmente se negaron a hacer, según el FBI.

Pratt supuestamente obtuvo $17 millones de dólares de sus esquemas de tráfico sexual.

El hombre de 39 años tiene vínculos o puede visitar Nueva Zelanda, Australia, Italia, España, Portugal, Turquía, Singapur, Japón, Chile, Croacia y Francia, según el FBI.

“Creemos que es probable que todavía esté victimizando a otras. Y es por eso que creemos que es importante sacarlo de la calle”, dijo el agente especial William McNamara de la Oficina de Campo de San Diego del FBI en un comunicado de octubre de 2021, y agregó que los funcionarios creen que las personas están “ayudando” al fugitivo.

Tomado de https://laopinion.com/

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s