Un soldado ucraniano prisionero fue salvajemente castrado y las tropas prorrusas registraron las imágenes

Un soldado ruso es señalado como presunto autor de la castración de un prisionero ucraniano indefenso con un cúter.

El vídeo, publicado inicialmente en un canal privado de Telegram el jueves por la noche, parece ser auténtico, aunque se desconoce cuándo y dónde fue grabado, según una publicación del diario The Times.

En las imágenes se ve a un hombre que parece ser un soldado o mercenario ruso con un uniforme que lleva el símbolo “Z” a favor de la invasión y que mutila a un hombre vestido con traje militar, amordazado y con las manos atadas a la espalda.

Los captores insultan en ruso a la víctima mientras el agresor, que lleva un sombrero negro con flecos, utiliza un cúter para cortarle la ropa y mutilarlo.

Según un rastreo de imágenes hecho por reporteros del sitio Beillingcat, la siguiente imagen corresponde al autor del crimen.

Aric Toler, del sitio especializado en periodismo de investigación que se dedica a la verificación de hechos e inteligencia de fuentes abiertas, dijo que las imágenes del video no mostraban signos de cortes, edición o manipulación. “Desgraciadamente, el vídeo es auténtico”, afirmó, según The Times.

Precisó que logró identificar al soldado ruso porque había aparecido en un clip de la televisión rusa filmado en la planta química Azot incautada en Severodonetsk. Aseguró que el soldado llevaba el mismo sombrero y brazalete distintivos, así como el uniforme y las insignias.

“Todo el mundo tiene que entenderlo: Rusia es un país de caníbales que disfrutan con la tortura y el asesinato. Pero la niebla de la guerra no ayudará a evitar el castigo de los verdugos. Identificamos a todos. Atraparemos a todos”, escribió en Twitter Mikhailo Podolyak, asesor presidencial ucraniano, en referencia al video.

En los cinco meses que lleva la invasión rusa de Ucrania se han registrado numerosos casos de tortura y violencia sexual contra civiles y soldados ucranianos.

Ataques en Mykolaiv y bombardeo a una cárcel

Las autoridades ucranianas denunciaron hoy ataques rusos con bombas de racimo en la región de Mykolaiv, en el sur del país, en medio de la gran ofensiva lanzada por Kiev para recuperar posiciones controladas por Rusia.

Los ataques han producido al menos cuatro muertos y nueve heridos, según el portal Ukrinform, que se remite a fuentes de la alcaldía.

Por otro lado, un bombardeo contra un centro de detención de Olenivkaen la región de Donetsk bajo control prorruso, dejó al menos 40 muertos, todos ellos prisioneros de guerra curanianos que se habían entregado en la planta de Azovstal, en Mariupol.

Tomado de Infobae

Publicado por Panama Times PTY

Periodistas y comunicadores.

A %d blogueros les gusta esto: