Los Marines tendrán al primer general de cuatro estrellas afroamericano en su historia

El Teniente General Michael Langley inició su carrera en el Cuerpo de Infantería de los Marinos, popularmente conocido como los Marines, hace 35 años. Tres décadas y media después, está haciendo historia al llegar a uno de los rangos máximos dentro del ejército de los Estados Unidos.

Como ocurre siempre en estos casos, el Senado de la nación debe confirmar que un miembro del ejército llegue a tener el rango de General de cuatro estrellas. Sin oposición, el Congreso lo confirmó y su caso marca un antes y un después porque es la primera persona afroamericana en obtener este rango en los 246 años de historia de los marines. A partir de ahora se va a hacer cargo de la fuerza militar nacional en África como Jefe del Comando Africano de los Estados Unidos.

Langley nació en Shreveport, estado de Luisiana, y es hijo de un oficial de la fuerza aérea del país. Durante su carrera en las fuerzas militares, Langley ha vivido en diversos puntos del planeta, desde varios puntos en Asia y Europa, además de una larga estadía en Afganistán en tiempos de guerra.

El año pasado, quien fuera el jefe del Comando de los Marines en Europa y África fue despedido por decir insultos raciales contra los afroamericanos. A modo de cierre de ciclo, es ahora Langley quien lo va a reemplazar en África de manera oficial, aunque desde entonces ya estaba llevando a cabo la labor de manera temporal. Desde el año pasado es uno de solo seis generales afroamericanos en la fuerza de los Marines.

Además, Langley tiene una destacada carrera académica. Consiguió dos títulos de posgrado, uno en Estudios Estratégicos de Seguridad Nacional y otro en Estudios Estratégicos, ambos en universidades militares de alto nivel.

La diversidad en las fuerzas armadas, sobre todo en los altos rangos, ha sido un problema de larga data en los Estados Unidos. Fue en 1948 que el entonces presidente Harry Truman abrió las fuerzas armadas para miembros de todas las razas, sin distinción.

De acuerdo con una investigación del Consejo de Relaciones Exteriores, incluso al día de hoy, en los altos rangos de las fuerzas militares, como los generales para las fuerzas armadas, el ejército o los marines, o los almirantes en la Guardia Costera y la marina, el 80 por ciento de esas posiciones pertenecen a personas de blancas, en su mayoría hombres.

“El noventa y nueve por ciento de mis experiencias al ascender de rango han sido positivas y pueden caracterizarse como oportunidades para sobresalir, para obtener el éxito. En cuanto a la adversidad, existió en algunos momentos. Siempre fueron experiencias de aprendizaje para mi. Pero eran pocas, y espaciadas en el tiempo”, declaró Langley a una revista militar.

Tomado de Infobae

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s