Human Rights Watch pidió a la ONU que investigue los abusos del régimen chino en Xinjiang

Human Rights Watch dijo el miércoles que quiere que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU inicie una investigación sobre los presuntos abusos en la región china de Xinjiang, a medida que se avecina un informe del jefe de derechos humanos de la ONU.

El consejo “debería establecer un organismo de expertos independientes para investigar esos abusos”, dijo a los periodistas Lucy McKernan, directora interina de HRW en Ginebra. “Y dada la escala y la gravedad de esos abusos, esa investigación debería llevarse a cabo lo antes posible”.

El gobierno de EEUU y los legisladores de varios otros países occidentales han calificado el trato de China a la minoría uigur en Xinjiang como “genocidio”, una acusación que Beijing niega con vehemencia.

Los grupos de derechos dicen que al menos un millón de personas, en su mayoría miembros de minorías musulmanas, han sido encarceladas en “campos de reeducación” en la región y enfrentan abusos generalizados, incluida la esterilización forzada y el trabajo forzado.

China dice que está administrando centros de formación profesional en la región diseñados para contrarrestar el extremismo.

Michelle Bachelet, la alta comisionada de las Naciones Unidas para los derechos humanos, debe publicar un informe largamente esperado sobre el tema antes de que renuncie a fines de agosto.

Varias ONG querían que la ex presidenta chilena publicara su informe hace meses, pero Bachelet prefirió esperar hasta después de visitar ella misma Xinjiang.

Después de años de negociar los términos de su visita a Xinjiang, finalmente viajó a la región del lejano oeste en mayo.

Sin embargo, su visita fue criticada por Estados Unidos y las principales ONG por su falta de firmeza hacia Beijing y por ir más como una diplomática que como una defensora de los derechos humanos.

“Estamos bastante decepcionados con la alta comisionada, particularmente en relación con su respuesta sobre China”, dijo McKernan.

Para irse con su “cabeza en alto… el informe obviamente necesita ser fuerte. Necesita nombrar las violaciones que están ocurriendo… (que) hemos caracterizado como crímenes de lesa humanidad”.

La ONG espera que el informe pida al Consejo de Derechos Humanos que establezca una investigación independiente. “Eso es lo mínimo que debe suceder para que este informe sea creíble”, dijo McKernan.

A fines de julio, Bachelet negó haber recibido presiones de Beijing para no publicar su informe. Ella insistió en que se publicará antes de que expire su mandato a fines de agosto.

La próxima sesión del Consejo de Derechos Humanos comienza el 13 de septiembre.

Tomado de Infobae

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s