EEUU denunció que los drones que Irán entrega a las milicias de Medio Oriente provienen de China

Estados Unidos denunció que los drones militares que Irán reparte a las milicias que apoya en Medio Oriente provienen de China, cuyas autoridades hacen la vista gorda frente a este tráfico de armas.

“No son proporcionados por el Estado, pero el Estado no intenta restringir ese flujo”, explicó Barbara A. Leaf, subsecretaria de Estado para Asuntos de Oriente Próximo, en una presentación ante el Comité de Exteriores del Senado norteamericano, enfocado en el rol de China en Medio Oriente.

“De alguna forma, se están saliendo con la suya con los asesinatos”, acusó Leaf, ya que Teherán apoya con estas armas a distintas milicias y grupos terroristas en la región. Eso, opinó, debería ser una carga para las relaciones de seguridad entre China y otros países árabes afectados por estas organizaciones.

También, señaló que Beijing ha actuado directamente contra la estabilidad en la región a través de sus vínculos con Irán o Siria.

En cuanto al rol de Estados Unidos y la visión estratégica, indicó que Washington busca evitar el aumento de la influencia de otras potencias en la zona. “No vamos a dejar un vacío para que lo llene China, Rusia o Irán. No quisiera que China tome el rol que hemos tenido por 80 años en asegurar las vías y el flujo del comercio de energía”, añadió. “Durante décadas hemos trabajado para prevenir que conflictos y terrorismo afecten la estabilidad, evitar la proliferación de armas de destrucción masiva y asegurar la seguridad de nuestras aliados más cercanos”.

Según expuso, EEUU tiene tres preocupaciones sobre el rol en ascenso de China: las prácticas injustas de china para el curso de las inversiones, como la adquisición de infraestructuras clave; el aumento de relaciones económicas de Xi Jinping con otros países, que pueden ser usadas de forma coercitiva; y el potencial para que las relaciones económicas se conviertan en relaciones de defensa.

Si bien dijo que actualmente la creciente relación entre Irán y China no representa una amenaza militar, indicó que “definitivamente no es algo bueno para la región”. Además, dijo que Beijing podría ser más constructivo hacia Irán, “pero decide no serlo”, señalando que no ejerce presión con relación a las negociaciones para revivir el acuerdo nuclear.

La funcionaria también expresó su preocupación por los desarrollos y contratos de Huawei en países de Medio Oriente.

Según expuso, el comercio de China en la región pasó de USD 15.200 millones en el año 2000 hasta los USD 284.000 millones en el 2021, impulsadas en gran parte por el sector energético. En comparación, el comercio de EEUU aumentó solo de 63.400 millones a 98.400 millones en el mismo período, detalló The National News.

Tomado de Infobae

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s