Víctimas por abusos demandan por $43 millones a SOS Children Villages International #Panamá

Un nuevo escándalo de abusos psicológicos, emocionales, físicos y sexuales ocurridos en albergues panameños se destapó este miércoles. Se trata de 36 víctimas que durante la década de 1980 e inicios de 1990 estuvieron albergados en Aldeas Infantiles SOS bajo la fiscalización de la organización SOS Children Villages International, y cuyos directivos presuntamente estaban al tanto de los hechos y no hicieron nada para llevar a los victimarios ante la justicia, detenerlos o resguardar a los afectados.

Cada uno de los afectados, presentes durante la conferencia de prensa, exige una reparación económica de $1,2 millón, suma que totaliza $43,2 millones en contra de la organización, según la demanda presentada este miércoles en el Primer Circuito Civil de Panamá.

El presidente de Aldeas Infantiles SOS Panamá, Domingo Barrios, describió que los atropellos ocurridos a varios de ellos en forma continua “incluyen abusos psicológicos, emocionales, físicos, sexuales, explotación sexual, explotación infantil de trabajo, negligencia y abortos en menores de edad”. Los periodos, añadió, incluyen niños que ingresaron desde los dos meses de nacidos, “pero los abusos se sostuvieron por más de 10 años en diferentes formas, independientemente del género y la edad, de manera continua”.

Se trata de 18 mujeres y 18 hombres, de los cuales 31 vivían en la sede de la provincia de Panamá, dos en Penonomé y tres en David, Chiriquí.

Entre las declaraciones de las víctimas se ha señalado a dignatarios de SOS Childrens Villages Internacional, quienes presuntamente estaban al tanto de los abusos que se cometían en las instalaciones bajo su custodia. Entre ellos se menciona presuntamente a Helmut Kutin, expresidente mundial de la organización (1985-2012), quien visitó Panamá en diversas ocasiones y actualmente “ostenta el título de presidente vitalicio de la entidad por su honorable trabajo y los años servidos”, leyó Barrios de la demanda.

Además, señalan como parte de la organización a Reinhilde Moncayo Moshberger, representante de SOS Kinderdorf en Latinoamérica; Enrique Mueller, exsecretario general adjunto y exdirector continental para Latinoamérica; Otto Broniman, exdirector regional de Centroamérica, y a Adriana Blanchart de Andesner exrepresentante administrativa para Latinoamérica quien trabaja actualmente en SOS Innsbruck. Estas personas, que se informó residen en Austria, según las víctimas supuestamente estuvieron al tanto de los hechos ocurridos, pero no hicieron nada para detenerlos.

Según se indicó durante la conferencia de prensa efectuada una vez se hizo pública la demanda, SOS Children Villages International era el ente vigilante a nivel internacional de las asociaciones dedicadas a la protección de menores que sufrían la desintegración familiar o el abandono de sus padres.

La existencia de documentación revela la negligencia y el no ejecutar las medidas legales y administrativas en su momento, lo que se tradujo además de los daños morales, psicológicos y los terribles abusos a los que fueron sometidos, en la privación del adecuado derecho del desarrollo de la vida productiva de cada uno de los afectados.

Lo que posteriormente se tornó en su desmejoramiento social y laboral, por lo que se fijó una tasa pericial a cada una de las víctimas.

Publicado por Panama Times PTY

Periodistas y comunicadores.

A %d blogueros les gusta esto: