El gobernador ruso de los territorios ucranianos ocupados de Kherson habría sido envenenado

El principal colaborador ruso de los territorios ucranianos ocupados de Kherson fue trasladado a Moscú en coma y se sospecha que fue envenenado.

Vladimir Saldo, el gobernador de facto de la región de Kherson, ocupada por Rusia, ha sido trasladado al departamento toxicológico del Instituto Sklifasovsky de Moscú en estado de coma médico, según informaron los canales de Telegram rusos Baza y Mash.

Según detallaron, se encuentra en estado grave en cuidados intensivos.

Saldo fue trasladado en un avión especial desde Crimea el 6 de agosto, donde llevaba un día hospitalizado pero cuyo estado no había sido informado.

La unidad de cuidados intensivos toxicológicos del instituto está reservada a los pacientes que han sido envenenados por diversas sustancias químicas, cuando es necesaria una desintoxicación urgente del organismo. Es el único laboratorio químico-toxicológico de Moscú que cuenta con equipos de alta precisión que permiten determinar las sustancias envenenadas, escribió Baza.

Además, agrega el medio ruso, las sospechas de envenenamiento comenzaron en el hospital de Simferopol, en la Crimea ocupada, al que fue trasladado desde el Kherson el 5 de agosto pasado.

En la región no se dio mayor información e, incluso, la versión oficial era que sufría”estrés psicológico y físico”.

En la misma línea que BazaMash, otro canal ruso de Telegram, escribió que el supuesto diagnóstico de Saldo es “envenenamiento con una sustancia desconocida; otras opciones incluyen encefalopatía de origen desconocido”.

Y detalló que el colaborador de la ocupación rusa está conectado a un respirador pulmonar.

Además, este sábado se conoció que el subjefe de la administración civil y militar prorrusa del distrito de Nova Kajovka en la región sureña de Kherson, Vitaly Gura, murió hoy a consecuencia de un atentado perpetrado por desconocidos.

”El subjefe de la Administración de Nova Kajovka, Vitaly Gura, murió a consecuencia de las heridas recibidas”, informó en Telegram Yekaterina Gúbareva, representante de las autoridades prorrusas en esta región.

Anteriormente la Administración informó que Gura había sido víctima de un atentado en su propia casa y había sido ingresado de urgencia “con múltiples heridas de bala”.

El caso del ex asesor de Putin

Anatoly Chubais, el ex asesor de Vladimir Putin hospitalizado en Italia, también podría haber sido víctima de un presunto envenenamiento, pocos meses después de salir de Rusia.

Días atrás, Chubais fue trasladado de urgencia tras sentir rigidez en brazos y piernas, y fue la ex periodista y candidata presidencial, Ksenia Sobchak, quien informó el incidente.

El ex funcionario tiene 67 años y está internado en el Hospital Mater Olbia de Cerdeña, donde se encontraba de vacaciones, según medios italianos

Al hombre se le diagnosticó inicialmente el síndrome de Guillain-Barré -una rara enfermedad que ataca los nervios-, sin embargo, los médicos no descartan la posibilidad de un envenenamiento debido a las recientes intoxicaciones que han sufrido algunos enemigos del presidente ruso.

El caso más resonante fue el del líder opositor Alexei Navalny, envenenado con un agente neurotóxico que le provocó síntomas similares a los que sufre ahora Chubais.

Sobchak escribió: La habitación en la que estaba Chubais cuando se sintió mal fue examinada por especialistas con trajes de protección química. Y la policía interrogó a todos los testigos”.

Su esposa, Avdotya Smirnova, aseguró que el estado médico de su marido era “inestable”. Y añadió: “Empeoró, de repente se le entumecieron los brazos y las piernas”.

Chubais abandonó el país en marzo, después de mostrar discrepancias por la invasión de Moscú a Ucrania y su salida se produjo después de que también lo hicieran otros representantes del mundo cultural y de negocios contrarios a esta campaña militar del Kremlin.

En los últimos 30 años había desempeñado puestos de responsabilidad y había sido recientemente el enviado de Putin a las organizaciones internacionales sobre desarrollo sostenible. Es bien conocido en Rusia, habiendo ocupado puestos de alto perfil desde principios de la década de 1990, cuando supervisó los esfuerzos de privatización bajo Boris Yeltsin.

Poco antes de la renuncia de Chubais, Putin dijo que Rusia necesitaba “purificarse” “distinguiendo a los verdaderos patriotas de la escoria y los traidores” que componían una “quinta columna” de élites que “en su propia naturaleza existen mentalmente allá, y no aquí, con nuestro pueblo, con Rusia”.

Tomado de Infobae

Publicado por Panama Times PTY

Periodistas y comunicadores.

A %d blogueros les gusta esto: