Descubrieron dos nuevas especies de escorpiones de playa

La naturaleza no para de sorprender a la humanidad. Ahora, de la mano de Harper Forbes y Prakrit Jain, dos estudiantes de secundaria de Estados Unidos, se identificaron dos nuevas especies de escorpiones de playa, los cuales nombraron como Paruroctonus soda y Paruroctonus conclusus.

Según explicaron, los chicos son amantes de una plataforma científica comunitaria llamada iNaturalist, en la cual cientos de usuarios suben imágenes de distintos avistamientos, en este caso fueron escorpiones. “No estábamos del todo seguros de lo que estábamos viendo”, afirmó Jain. El Paruroctonus soda y el Paruroctonus conclusus son escorpiones de playa, es decir que solo se pueden encontrarse en cerca de lechos de lagos secos o playas, o en los desiertos del centro y sur de California.

Tras esta detección, según afirmaron los científicos, ahora se podrá obtener una mejor comprensión de la biodiversidad de California, en especial de las zonas donde es necesario impulsar una mayor protección. Es por eso que estos jóvenes ya trabajan con la curadora de aracnología Lauren Esposito en la iniciativa Thriving California de la Academia, además de realizar la descripción formal de estas especies en ZooKeys.

La historia de estos dos jóvenes con estos nuevos escorpiones tuvo su inicio en 2019, cuando en dicha plataforma hallaron una especie de escorpión desconocida que estaba en inmediaciones del lago Koehn, un lago “efímero” ubicado en el desierto de Mojave. Estos insectos no habían sido identificados en más de 6 años, pero los muchachos decidieron tomar la iniciativa.

Durante los dos años siguientes estudiamos escorpiones del género Paruroctonus y aprendimos que, con frecuencia, evolucionan para vivir en playas alcalinas como el lago Koehn. Cuando volvimos a esa observación inicial, nos dimos cuenta de que estábamos ante una especie de Paruroctonus no descrita”, explicó Jain.

Pero eso no fue todo, ya que también dieron con otra especie desconocida de escorpión. En este caso fue en el condado de San Luis Obispo, en mayo de 2021. Tras su investigación previa, los muchachos notaron inmediatamente que se trataba del mismo género, pero de una especie que aún no había sido descripta. Ante esta situación, los jóvenes se contactaron con Esposito y le pidieron ayuda.

El resultado fue completo: dos nuevas especies de escorpiones, a los que nombraron Paruroctonus soda y Paruroctonus conclusus. Y los autores de este hallazgo fueron ellos, quienes están en el primer lugar del artículo publicado.

Harper y Prakrit siguieron todos los pasos para describir formalmente una especie, muestreando las poblaciones y comparándolas con los especímenes existentes en nuestra colección”, señaló Esposito; al tiempo que agregó: “Hay mucho trabajo involucrado, pero son increíblemente apasionados por esta investigación. Es inspirador ver que su pasatiempo es uno que hace avanzar la ciencia de la biodiversidad”.

En lo que se refiere a Paruroctonus soda y Paruroctonus conclusus, son denominados como especialistas de los sumideros alcalinos, ya que se adaptaron a las cuencas alcalinas (playas secas y saladas con suelos de pH alto) en las que evolucionaron. Su hábitat es pequeño y cada una tiene un área muy limitada y puede hallarse en las playas donde fueron descubiertas: Soda Lake (el homónimo del primero) y Koehn Lake.

Más allá de verlos en pantalla, los chicos aprovecharon sus vacaciones de verano y viajaron hacia los lagos donde habitan estos escorpiones para recolectar especímenes. Como la mayoría de estos insectos emiten fluorescencia bajo la luz ultravioleta, Forbes y Jain se valieron de estos instrumentos hasta detectar los escondites típicos y buscaron en grietas en el suelo arcilloso duro. Su arduo trabajo obtuvo recompensa: lograron recolectar una importante muestra de machos y hembras para su análisis.

“Si bien no se ha llevado a cabo una evaluación oficial para ninguna de las especies, P. conclusus solo se puede encontrar en una estrecha franja de tierra desprotegida, de menos de dos kilómetros de largo y solo unos pocos metros de ancho en algunos lugares. Toda la especie podría desaparecer con la construcción de una sola granja solar, mina o desarrollo de viviendas”, explicó Forbes, al tiempo que señaló que los P. soda habitan dentro del Monumento Nacional Carrizo Plain, una tierra que se encuentra protegida por el gobierno federal.

Los próximos pasos, luego finalizar sus estudios secundarios, es avanzar en carreras universitarias. Es que mientras Forbes estudiará biología evolutiva en la Universidad de Arizona y Jain hará lo propio en biología integrativa en la Universidad de California, Berkeley. “Nunca me cansaré de salir por la noche para encontrar cierto escorpión por primera vez”, dijo Jain y concluyó: “Ya sea resolviendo el misterio de un escorpión perdido hace mucho tiempo o descubriendo algo nuevo en un lugar inesperado, un viaje al desierto es siempre un desafío y una aventura”.

Tomado de Infobae

Publicado por Panama Times PTY

Periodistas y comunicadores.

A %d blogueros les gusta esto: