California retrasó el horario de ingreso a las escuelas para que los estudiantes puedan dormir más

La ley fue aprobada en 2019 pero recién ahora está entrando en vigor. Los estudiantes de California servirán de prueba empírica para determinar si la teoría de que los alumnos rinden mejor si las clases empiezan más tarde es verídica.

Según esta ley estatal, los estudiantes de escuela media no pueden entrar antes de las 8 de la mañana a clase, mientras que aquellos que van a la escuela secundaria no pueden hacerlo antes de las 8 y media de la mañana. Hasta el pasado año lectivo, que culminó en junio pasado, los estudiantes solían entrar a las 7 y media de la mañana a las escuelas de California. Se calcula que son alrededor de 2,6 millones los estudiantes cuyos horarios cambian en este nuevo año escolar.

Durante décadas algunos maestros y profesionales de la salud han insistido en la necesidad de que las clases empiecen más tarde para poder darle la posibilidad a los jóvenes de que duerman más. Es sabido que en la adolescencia la tendencia es a quedarse despiertos hasta altas horas de la noche, y para entrar a las 7 y media de la mañana, los estudiantes deben despertarse muy temprano. Hay estudios demostrando los estragos que la falta de sueño ocasiona en los adolescentes, haciéndolos más propensos a la depresión y enfermedades psicológicas.

“Son innumerables la cantidad de estudios que demuestran una y otra vez que los adolescentes duermen más si la escuela empieza más tarde. Los beneficios que esto trae para su salud física y mental, así como para el rendimiento académico, son enormes. No lo digo yo, esto está probado en investigaciones. Los estudiantes que son atletas tienen un mejor rendimiento y menos lesiones. En general, todos los alumnos tienen más tiempo de desayunar, y los maestros indican que los encuentran más sonrientes y atentos en las primeras horas de clase”, indicó Elinore Boeke, vocera de la ONG Start School Later (Empiecen la Escuela más tarde) que colaboró con los legisladores de California en la redacción de la ley.

Lógicamente, al entrar más tarde los estudiantes salen también más tarde de clases. En lugar de salir a las 2 o 3 de la tarde, como solía pasar, en la mayor parte de las escuelas de California ahora saldrán entre las 4 y las 4 y media de la tarde.

La ley tuvo oposición por parte de los sindicatos de maestros y los distritos escolares, quienes indicaban que les preocupaba cómo este cambio afectaría la dinámica familiar y las actividades extra curriculares, como entrenamientos deportivos, que suelen ocurrir en horas de la tarde. Además, pedían que se contemple que hay estudiantes que trabajan por las tardes.

Una primera versión de la ley fue aprobada en 2018, pero fue vetada por el entonces gobernador Jerry Brown. Pero en 2019, la ley fue firmada por el gobernador Gavin Newsom, ya que la ley venía con el apoyo de las PTA estatales (Asociaciones de Padres y Maestros, por sus siglas en inglés).

Tomado de Infobae

Publicado por Panama Times PTY

Periodistas y comunicadores.

A %d blogueros les gusta esto: