Rusia desplegó misiles hipersónicos en su enclave del Báltico y Finlandia denunció la posible incursión de dos cazas en su espacio aéreo

El ejército ruso dijo el jueves que ha desplegado aviones de combate armados con misiles hipersónicos de última generación en la región báltica más occidental del país, una medida que se produce en medio de crecientes tensiones con Occidente por la acción de Moscú en Ucrania.

El Ministerio de Defensa de Rusia dijo que tres cazas MiG-31 con misiles hipersónicos Kinzhal llegaron a la base aérea de Chkalovsk en el enclave del Mar Báltico de Kaliningrado como parte de “medidas adicionales de disuasión estratégica”.

El ministerio dijo que los aviones de combate estarán en alerta las 24 horas.

Un video publicado por el Ministerio de Defensa mostró a los combatientes llegando a la base pero sin los misiles, que aparentemente fueron entregados por separado.

Mientras tanto, el Ministerio de Defensa de Finlandia dijo el jueves que se sospecha que dos aviones de combate rusos MIG-31 violaron el espacio aéreo finlandés en el Golfo de Finlandia frente a la ciudad sureña de Porvoo, al oeste de Helsinki. La Guardia Fronteriza del país nórdico inició una investigación preliminar sobre el incidente.

El despliegue de misiles Kinzhal en Kaliningrado cuando la campaña de Rusia en Ucrania se acerca al sexto mes parecía tener la intención de mostrar la capacidad del ejército ruso para amenazar los activos de la OTAN. La región limita con los miembros de la OTAN Polonia y Lituania.

Moscú ha criticado duramente las entregas de armas occidentales a Ucrania, acusando a Estados Unidos y sus aliados de alimentar el conflicto.

El ejército ruso dice que el Kinzhal tiene un alcance de hasta 2.000 kilómetros (alrededor de 1.250 millas) y vuela a 10 veces la velocidad del sonido, por lo que es difícil de interceptar. Rusia ha utilizado el arma para atacar varios objetivos en Ucrania.

La ubicación de Kaliningrado lo ha puesto al frente de los esfuerzos de Moscú para contrarrestar lo que describió como políticas hostiles de la OTAN. El Kremlin ha reforzado metódicamente sus fuerzas militares allí, armándolas con armas de última generación, incluidos misiles Iskander guiados con precisión y una variedad de sistemas de defensa aérea.

“Los eventos en Ucrania demostraron que un choque con el Occidente colectivo es una posibilidad real”, dijo el jueves el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Ivan Nechayev, al tiempo que enfatizó que una “confrontación directa con Estados Unidos y la OTAN no es de nuestro interés”.

Hablando en una sesión informativa, Nechayev dijo: “Rusia, como potencia nuclear, continuará actuando con la máxima responsabilidad” y “la doctrina militar rusa prevé una respuesta nuclear solo como represalia a una agresión que involucre armas de destrucción masiva o en una situación en la que el mismo la existencia del Estado se ve amenazada”.

El ejército ruso está equipado con armas convencionales que “le permiten implementar completamente los objetivos establecidos por el presidente ruso”, agregó.

Partimos de la suposición de que Estados Unidos y la OTAN son conscientes de adónde puede conducir su agresiva retórica antirrusa con énfasis en un posible uso de armas nucleares”, dijo Nechayev.

Dijo que Rusia cree que “una guerra nuclear no se puede ganar y nunca se debe librar”, una opinión reafirmada por cinco potencias nucleares a principios de este año.

Tomado de Infobae

Publicado por Panama Times PTY

Periodistas y comunicadores.

A %d blogueros les gusta esto: