Investigan a un hombre por manejar una página de compra y venta de restos humanos en internet

Un hombre de Pensilvania, Jeremy Lee Pauley, de 40 años, es investigado bajo cargos de abuso de un cadáver y recibir partes humanas robadas. El hombre fue detenido por las autoridades cuando lo encontraron intentando comprar restos humanos de una mujer de Arkansas que habían sido robados de la Universidad de Arkansas. Pauley manejaba una página en Facebook donde vendía lo que él llamaba “productos extraños”, por lo que las autoridades no tienen dudas de que en el pasado este hombre ya había comprado restos humanos robados.

Desde la Facultad de Ciencias y Medicina de la Universidad de Arkansas, en Little Rock, confirmaron que los restos en cuestión eran parte de una donación que se suponía debía llegar a sus laboratorios. En lugar de llegar a la Universidad, una empleada de la morgue central de Arkansas vendió los restos humanos. Por esa venta el FBI ha abierto una investigación federal.

Somos muy respetuosos con aquellos que donan sus cuerpos para apoyar las investigaciones científicas. Nos resulta devastador pensar que algo así pudo haber pasado”, indicaba Leslie Taylor, vocera de la Universidad de Arkansas.

Por su parte, la policía del poblado de East Pennsboro, en Pensilvania, anunció el arresto de Pauley en las últimas horas, quien se encuentra en libertad esperando su primera audiencia que será el próximo jueves, ya que pagó una fianza de 50 mil dólares.

La policía encontró que Pauley administraba una página en Facebook en la que tenía varias fotos de bolsas llenas de huesos en las que escribía cosas como “huesos médicos para revisar”. Según la descripción de la página, allí vendían “productos extraños, cosas inusuales, objetos para el entretenimiento y mucho más. Extraño, curioso y único en todos los sentidos posibles”.

“Uno cree que lo vio todo y luego pasa algo como esto. La pregunta que nos tenemos que hacer es si la venta de restos humanos es legal o ilegal. Curiosamente alguna de estas cosas son legales. Pero a medida que avanzamos en esta investigación, encontramos que mucho de lo que estaba pasando aquí era ilegal”, aseguraba Sean McCormack, fiscal del condado de Cumberland, en Pensilvania.

Pauley se defendió diciendo que los restos humanos que compraba eran transacciones legales. Por ejemplo, un cráneo que ofrecía en su página para la venta había sido comprado de manera legal a una morgue. Pero la policía también encontró en su casa restos humanos en bolsas, donde había partes de niños fallecidos. Estos habían sido comprados en el mercado negro. Cuando el FBI encontró la transacción con la morgue de Arkansas, el caso contra Pauley tomó una forma más seria.

La próxima semana un juez impondrá cargos formales contra Pauley y se espera que este quede detenido.

Tomado de Infobae

Publicado por Panama Times PTY

Periodistas y comunicadores.

A %d blogueros les gusta esto: