Una ameba le comió el cerebro a un niño en Nebraska: de qué se trata este peligro

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Nebraska informó que un niño de Nebraska murió por una presunta infección de Naegleria fowleri o ameba devoradora de cerebros mientras nadaba en el río Elkhorn, cerca de Omaha.

El Departamento de Salud del condado de Douglas dijo el miércoles que el niño murió esta semana y que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) están realizando más pruebas para confirmar la rara infección.

De confirmarse este hecho, sería la primera muerte conocida por una ameba devoradora de cerebros en la historia del estado.

“Solo podemos imaginar la devastación que esta familia debe estar sintiendo, y nuestras más profundas condolencias están con ellos”, dijo la directora de salud del condado de Douglas, la Dra. Lindsay Huse, en un comunicado el miércoles. “Podemos honrar la memoria de este niño si nos educamos sobre el riesgo y luego tomamos medidas para prevenir la infección”.

Amebas devoradoras de cerebros en Estados Unidos

Según el departamento de salud de Nebraska, Naegleria fowleri, es un tipo de ameba que se puede encontrar en todo Estados Unidos, particularmente en los estados del sur, en lagos, estanques y ríos de agua dulce cálida.

“Las infecciones generalmente ocurren más tarde en el verano, en aguas más cálidas con un flujo más lento, en julio, agosto y septiembre. Los casos se identifican con mayor frecuencia en los estados del sur, pero más recientemente se han identificado más al norte”, dijo el epidemiólogo del estado de Nebraska, el Dr. Matthew Donahue en un comunicado.

Cuando el agua que contiene la ameba entra por la nariz y llega al cerebro, puede producirse meningoencefalitis amebiana primaria (MAP), una infección cerebral “extremadamente rara pero casi siempre fatal”, dice la agencia estatal.

La recomendación de los CDC sobre la mejor manera de evitar este tipo de infección es evitar nadar y otras actividades en agua dulce tibia, si te sumerges bajo el agua, tápate la nariz o evita meter la cabeza en el agua por completo.

No se producirán infecciones en piscinas que hayan sido debidamente limpiadas y desinfectadas. Naegleria fowleri tampoco se propaga de persona a persona o al beber agua contaminada: la infección ocurre solo cuando el agua que contiene ameba ingresa a la nariz.

Según los CDC se han registrado unas 154 infecciones conocidas de MAP causadas por Naegleria fowleri en los EE. UU. entre 1962 y 2021 en donde solo cuatro de los infectados sobrevivieron.

Los síntomas de la infección por Naegleria fowleri pueden comenzar con fiebre, náuseas y dolores de cabeza, según los CDC. Eso puede progresar a rigidez en el cuello, convulsiones, alucinaciones y coma.

Tomado de https://laopinion.com/

Publicado por Panama Times PTY

Periodistas y comunicadores.

A %d blogueros les gusta esto: