Alerta por poliomielitis infantil: en 33 países de las Américas cayeron las coberturas de vacunación

La poliomielitis es una enfermedad muy contagiosa que es causada por un virus. La infección invade el sistema nervioso y puede causar parálisis en cuestión de horas. El mundo ha consensuado una estrategia para erradicar la enfermedad, pero este año ya se reportaron casos de polio en países de África, como Mozambique y Malawi. También hubo 14 casos en Pakistán, un caso de un niño en Israel y un caso de un joven de 20 años en los Estados Unidos. Además, se ha detectado el virus de la polio en aguas residuales de Nueva York y Londres.

En América hay riesgo de reintroducción del virus de la polio.Según informó la Organización Panamericana la Salud (OPS), en 33 de los 42 países que forman la región la cobertura de inmunización con la tercera dosis de poliomielitis está por debajo del 95% de la población. Entre ellos, están Argentina, Bolivia, Brasil, México, Perú, Venezuela, Paraguay, Colombia, Haití y Perú. Esos niveles inadecuados de inmunización ponen a esos países en mayor riesgo de reintroducción del virus de la polio.

La agencia sanitaria ya emitió dos alertas epidemiológicas este año para que los países tomen medidas cuanto antes para prevenir y actuar frente a la posibilidad de que el virus de la polio se reintroduzca en la región. En el caso de la Argentina, el país se encuentra considerado como “país de riesgo mediano-alto de reintroducción del virus de la polio”. “Es muy preocupante porque hoy la cobertura está por debajo de ese nivel recomendado”, dijo a Infobae la doctora Silvia González Ayala, quien es miembro de la Sociedad Argentina de Infectología y consultora en infectología del Hospital de Niños Sor María Ludovica de La Plata.

América se había convertido en la primera región del mundo en ser certificada como libre de polio por la Organización Mundial de la Salud. Fue en 1994. El riesgo de reintroducción del virus está relacionado entonces con la caída en las tasas de vacunación. Según OPS, en los últimos años, las tasas de vacunación contra la poliomielitis han disminuido considerablemente.

Antes de la pandemia por el coronavirus, la vacunación contra la poliomielitis ya había caído en América por debajo de la meta de cobertura de igual o mayor al 95% recomendada para prevenir la reintroducción del virus. Durante la pandemia -que ha afectado los servicios de salud en toda la región, incluida la vacunación de rutina- las coberturas de vacunación contra la polio siguieron disminuyendo.

En 2020, solo el 80% de los niños de la región recibió la tercera dosis de la vacuna contra la polio necesaria para la inmunización completa, en comparación con el 87% en 2019. De continuarse esta tendencia en las coberturas de vacunación, existe un alto riesgo de ocurrencia de brotes posterior a la importación de un virus (salvaje o derivado de la vacuna) o la emergencia de poliovirus derivado de la vacuna, y que estos no sean detectados a tiempo”, advirtió la OPS en un comunicado.

Entre las medidas que recomienda la agencia sanitaria de América, se encuentra la vigilancia epidemiológica. Se hace a través de la detección temprana de casos a través de la vigilancia de los casos de parálisis flácida aguda (PFA) en menores de 15 años. También cada país debe logar niveles adecuados de vacunación.

El llamado de atención para toda América por parte de la OPS se hizo después de que el 21 de julio pasado se detectara en Nueva York un caso de poliomielitis paralítica en un individuo no vacunado en el condado de Rockland. La secuenciación inicial confirmada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC).

La agencia sanitaria OPS recomendó que todos los países deben alcanzar la cobertura alta con más del 95% de las niñas y los niños vacunados. Además, los países que no han introducido la segunda dosis de vacuna antipoliomielítica inactivada inyectable deben hacerlo a la brevedad posible.

“Es importante que todos los países/territorios de la región refuercen la vigilancia de los casos de parálisis flácida aguda para asegurar una respuesta oportuna frente a la detección de una importación de un poliovirus salvaje o un poliovirus derivado de la vacuna o a la emergencia de un poliovirus derivado de la vacuna”, advirtió la OPS. también se debe dar capacitación al personal de salud de todos los niveles en la detección y notificación de la parálisis.

En la Argentina, en octubre el Ministerio de Salud de la Nación hará una campaña de seguimiento de vacunación contra el sarampión, rubéola, paperas y poliomielitis en niñas y niños. “Pero las madres, los padres y los cuidadores deberían acompañar a los niños para que se vacunen cuanto antes si no tienen los esquemas completos”, sostuvo González Ayala.

Con la campaña se busca que la cobertura de la vacunación supere al 95 por ciento en la población objetivo que son 2.381.000 chicos. Los niños recibirán dosis adicionales al esquema nacional de la vacuna triple viral y de la vacuna inactivada antipoliomielítica en todo el país. Se vacunarán a todos los niños de la población objetivo independientemente de que ya hayan recibido las dosis con anterioridad o que hayan tenido las enfermedades.

Según la estimación de la cartera nacional de Salud,hoy hay 580.464 niños susceptibles al virus de la polio en la Argentina. “El dato surge al tener en cuenta los niños que no han recibido las dosis o que no tienen los esquemas completos”, explicó la doctora Angela Gentile, jefa de epidemiología del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez y miembro del Observatorio de la Sociedad Argentina de Pediatría y de la Comisión Regional para la Certificación de la Erradicación de la Poliomielitis en el continente americano.

La poliomielitis se propaga de persona a persona, por lo general, cuando alguien está en contacto con las heces de una persona infectada y luego se toca la boca. Esto es particularmente preocupante para los niños menores de 5 años. Con menos frecuencia, la poliomielitis se puede propagar cuando las gotículas de una persona infectada al estornudar o toser entran en la boca de alguien.

Tomado de Infobae

Publicado por Panama Times PTY

Periodistas y comunicadores.

A %d blogueros les gusta esto: