¿Gusano con sabor a carne?

Actualmente, según cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), se sabe que la producción mundial de alimentos es responsable del 30% de todos los gases de efecto invernadero emitidos. Dentro de ese sector, la cría de animales para la producción de carne es la actividad que mayores contribuciones aporta.

El problema en los próximos años podría empeorar, ya que, según estimaciones realizadas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la población mundial podría alcanzar los 9.700 millones de personas en 28 años y llegar a los 11.000 millones para finales de siglo. Ese aumento en la población, pondría más presión sobre la producción de alimentos, teniendo impactos ambientales críticos para el planeta.

Teniendo en cuenta este panorama, desde hace años la FAO ha venido presentando a los insectos como una fuente de proteína alternativa que además tiene un impacto ambiental mucho menor en comparación con la producción de carne. Sin embargo, el consumo de insectos aún no es muy extendido en el mundo y los científicos trabajan en cómo hacer más apetecible esta proteína.

Con este avance, los científicos esperan que aumente el consumo de insectos como proteína y así disminuir el impacto ambiental del ganado.

Tomado de El Espectador

Publicado por Panama Times PTY

Periodistas y comunicadores.

A %d blogueros les gusta esto: