Rescatan en el puerto de Boston a dos pescadores que se mantuvieron con vida sujetándose a una hielera

Justo a tiempo, la unidad de patrulla portuaria del Departamento de Policía de Boston rescató a un padre y a su hijo que se aferraban desesperadamente a una hielera en el extremo exterior del puerto de Boston después de que su bote de langostas se hundiera.

Los oficiales Stephen Merrick y Garrett Boyle respondieron a una llamada de un bote que se estaba hundiendo alrededor de las 6:30 p. m. del miércoles cerca de Graves Light Station, dijo la policía en un comunicado. El faro de propiedad privada se encuentra en un islote rocoso a unas 9 millas (14,5 kilómetros) de la costa.

Al acercarse, los oficiales solo vieron una pequeña parte de la proa del barco Glory Days sobre el agua, pero a medida que se acercaban vieron a los dos hombres sujetando una hielera azul que se balanceaba.

“Se podía ver el miedo en sus rostros”, dijo Merrick. “Tenían frío. Parecían muy cansados y débiles”.

El dramático rescate fue captado en un video de la cámara corporal de la policía. “Estamos tan débiles”, se escucha decir al joven.

Luego pidió a los agentes que rescataran a su padre, de 76 años, que llevaba puesto un chaleco salvavidas.

“Ayúdalo a levantarse, por favor”, dijo. “Ayúdalo a levantarse primero”.

El hombre más joven, que sostenía un salvavidas, fue subido al bote de la policía por los oficiales.

Los hombres dijeron que el motor de 8,5 metros de su bote se enredó en las líneas de langosta y falló. La corriente empujó el bote hacia las rocas y perforó el casco, dijo la policía.

Los hombres fueron llevados a la orilla donde los técnicos médicos de emergencia los trataron por heridas leves. Su bote fue remolcado de la escena.

(Con información de AP)

Publicado por Panama Times PTY

Periodistas y comunicadores.

A %d blogueros les gusta esto: