Europa intervendrá de urgencia en el mercado energético para poner un techo a las desorbitadas facturas

Dando un giro inesperado ante la amenaza de una recesión en el continente, la Unión Europea (UE) podría decidir la intervención en el mercado energético para detener la escalada de precios. Desde Bruselas, los europeos quieren anticipar la creciente preocupación de que una desorbitada subida profundice la crisis económica.

Italia, Portugal, Grecia o España llevan meses exigiendo un techo en el precio del gas y casi un año para exigir que se reformule el mercado eléctrico. La desenfrenada suba de la factura energética derriba ciertos dogmas que hasta ahora había entre alguno de los Veintisiete. La nueva crisis confirma algo: la Unión Europea ha demostrado reformularse en tiempos adversos.

Este adelanto llega desde Bled, en Eslovenia, donde la presidenta de la Comisión EuropeaUrsula von der Leyen, hablando en el “”Foro Estratégico”, dijo que “la Comisión está trabajando en una intervención de emergencia y una reforma estructural del mercado eléctrico “. En la trastienda del cambio de rumbo está la decisión de Alemania para aceptar modificaciones a su política histórica en esta materia.

El ministro de Industria checo, Jozef Sikela, país que ostenta la presidencia semestral de la UE, anticipó que, el próximo 9 de septiembre habrá una reunión de los responsables de Energía de la Unión Europea. Los funcionarios analizarán una “intervención de emergencia” para evitar las altísimas facturas eléctricas que le llegan a los europeos y trabajar en “una reforma estructural” del mercado.

Alemania, como los Países Bajos, se han opuesto a colocar un techo o tope del precio del gas y al pedido de retocar la regulación sobre mercado eléctrico. Sin embargo, los defensores sostienen que introducir cambios permitiría desenganchar el costo de la electricidad del metano que fija el precio posteriormente de que llega a las facturas.

Entre los socios las modificaciones están vistas como una situación excepcional frente a la emergencia. Algunos creen que hay que finalizar cualquier espacio para las especulaciones. Por ejemplo, en Francia, ven una operación desleal que obliga a los consumidores franceses a pagar su electricidad a un precio elevado mientras que el mix energético francés, altamente dependiente de la generación nuclear, asegura costes de producción más bajos que en países con su matriz dependiente de combustibles fósiles.

La asfixia desde el Kremlin se agudiza. Gazprom, que depende de las decisiones de Moscú, sumó a sus anuncios que la francesa Engie sufrirá un nuevo corte de suministro de gas “debido a un desacuerdo entre las partes sobre la ejecución de los contratos”. La inyección hacia Francia, por intermedio de esta compañía, ya se había reducido significativamente desde el comienzo de la invasión a Ucrania, llegando a solo 1,5 teravatios hora por mes, aproximadamente el 1% de las necesidades del país.

De los debates previos en Eslovenia, surge que el próximo 7 de septiembre los representantes de los Estados miembros participarán en un seminario en el que la Comisión presentará los modelos “price cap” italiano, griego e hispano-portugués. Dos días después, el 9 de septiembre, los responsables de energía del bloque se reunirán en Bruselas para presidir un consejo extraordinario convocado por la actual presidencia checa de la UE.

En ese sentido, Sikela, al confirmar la convocatoria, sostuvo: “No permitiremos que Putin perjudique a nuestros ciudadanos y a nuestras empresas, por lo que debemos arreglar el mercado de la energía. La solución europea es la mejor que tenemos”.

Desacoplarse, al menos durante la crisis, del principio de oferta y demanda. Actualmente, el costo de producción de electricidad es el que dispone el mercado. En el contexto actual, donde la oferta es muy tensa, la corriente que se genera en las centrales de gas ha batiendo récords desde que Rusia redujo drásticamente los suministros a Europa.

Hoy se multiplican diez veces de los precios habituales. Inimaginable, la electricidad, se encuentro en un ciclo de espiralización que no frena. En algunos países, incluso, ha superado los 1.000 euros el megavatio hora, algo sorprendente. Además, los precios futuros en el mercado de la electricidad han superado en las últimas horas los del gas, entendiendo que el suministro no alcanzará la demanda, en especial este invierno.

La reunión entre el canciller aleman, Olaf Scholz, y el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, debería lograr tamizar el rechazo que hasta ahora llegaba principalmente desde Berlín. España pretende que sus propuestas anteriores, que fueron rechazadas, ahora sean tomadas en cuenta. En noviembre del año pasado, el Consejo de Reguladores del Mercado Energético (ACER), ignoró la idea ibérica, que planteaba desvincular el precio de la electricidad de la cotización del gas. En medio de la crisis, ACER reconoció que los viejos principios no estaban ajustados a las urgencias actuales.

La gravedad requiere creatividad y derribar mitos. Los instrumentos exigirán inventiva frente a la asfixia que impone la invasión ilegal a Ucrania, pero fundamentalmente el hostigamiento que quiere infringir Vladimir Putin. Con una hoja de ruta que podrá acelerarse si se anticipan los fríos, aquello que comience a debatirse en septiembre, en Bruselas, podrá plasmarse en algunos acuerdos en octubre. El problema: este texto, que demandará un estudio de impacto y consultas, que se extenderá hasta fin de año. Luego debe ser aprobado por los Veintisiete y los eurodiputados.

Todos los estados miembros están ahora convencidos de que el precio del gas seguirá siendo alto a largo plazo, y por ende el de la producción eléctrica. Por eso, creen absurdo sostener la rigidez del principio de la lógica del mercado, al menos en medio de la tormenta. Pero también saben que este principio sostiene el esquema de inversión, libre competencia, propiedad privada, valores que sólo deberían limitarse en situaciones de extrema urgencia. La crisis llegó a las facturas de los hogares. Los meses que se avecinan temen ser peores.

Tomado de Infobae

Publicado por Panama Times PTY

Periodistas y comunicadores.

A %d blogueros les gusta esto: