Ghislaine Maxwell se hizo amiga en prisión de una infame asesina de Florida

La condenada por tráfico sexual Ghislaine Maxwell ha entablado una amistad en prisión con la tristemente célebre criminal Narcy Novack, condenada por asesinar a su rico esposo y a su suegra en un intento por quedarse con su fortuna.

La socialité británica caída en desgracia fue sentenciada a 20 años de prisión en junio pasado por reclutar adolescentes y jóvenes para que el difunto financiero -y su ex pareja- Jeffrey Epstein, abusara sexualmente de ellas.

Desde que fue trasladada a la prisión de baja seguridad de Tallahassee en Florida, entabló amistad con Novack, quien purga condena por el doble asesinato de quien fuera entonces su esposo y también heredero hotelero, Ben Novack Jr., y su suegra, Bernice Novack.

De acuerdo con el Daily Mirror, Maxwell y Novack supuestamente simpatizaron como consecuencia de compartir su privilegio como mujeres blancas y ricas con un pasado de multimillonarias antes de convertirse en reclusas.

“Una vez dentro, Ghislaine gravitó hacia Narcy”, dijo una fuente al periódico británico. Y añadió: “Juntas, pasan horas hablando, riendo y bromeando”.

Además, la fuente agregó que la amistad le brinda a Maxwell una mayor seguridad en la prisión, ubicada a unas cuatro horas al norte de Tampa.

“Debido a su largo tiempo adentro y la brutalidad de su crimen, es tratada con respeto”, dijo la fuente sobre Novack, quien fue sentenciada a cadena perpetua en el 2012. “Todas las jóvenes se dirigen a ella como ‘señorita Novack’ por respeto”.

Pero a diferencia de Maxwell, que nació en medio del lujo, Novack tuvo que salir de la pobreza.

De bailarina erótica a millonaria: la historia de Novack

Conoció al millonario Ben Novack Jr. cuando trabajaba como stripper bajo el nombre de Sylvia, en la ciudad de Miami. Novack era hijo de Ben Novack Sr, el ahora fallecido desarrollador y ex propietario del famoso Fontainebleau Hotel Miami, una propiedad icónica que aparece con frecuencia en las principales películas de Hollywood y un lugar frecuentado por ricos y famosos.

Entre otras, la estructura en forma de media luna con una amplia piscina frente al mar apareció en la película de James Bond de 1964 Goldfinger y en el éxito de taquilla de Whitney Houston de 1992 The Bodyguard.

Narcy y Ben Novack se casaron en 1991, para gran desilución de la glamorosa madre de él, quien por su parte había sido modelo para Salvador Dalí.

Para la ex bailarina exótica fue una historia de pobreza a riqueza, que pronto la encontró viviendo en una casa de Fort Lauderdale de USD 2,4 millones y sin necesidad de trabajar.

Sin embargo, la unión comenzó a desmoronarse cuando Narcy Novack descubrió que su esposo estaba teniendo una aventura con la actriz porno Rebecca Bliss. Narcy Novack temía que él la dejara, y ella terminaría con un mísero pago de USD 60.000 firmado en su acuerdo prenupcial, en lugar de una parte considerable de su fortuna.

Fue entonces cuando, de acuerdo con los fiscales del caso, ella tramó su plan nefasto, con la ayuda de su hermano Cristóbal Véliz, para matar a su esposo y a su suegra motivada por los “celos, represalias y codicia”.

Lo hizo contratando a sicarios para matar a golpes a Bernice Novack, de 86 años, con una llave inglesa en abril de 2009. Tres meses más tarde, Narcy Novack hizo liquidar brutalmente a su esposo infiel. Estaban en una convención en Rye Brook, en Nueva York, cuando ella ordenó a sus asesinos que atacaran nuevamente dentro de su habitación en el Hotel Hilton.

El cónyuge fue golpeado hasta la muerte con pesas y, de acuerdo a la causa, le fueron extraídos los ojos, ante la insistencia de Narcy Novack, para que nunca más pudiera mirar a otra mujer.

Tomado de Infobae

Publicado por Panama Times PTY

Periodistas y comunicadores.

A %d blogueros les gusta esto: