Hombre se queja de su anciana madre durante una llamada de 15 minutos al 911 después de confesar que la mató a batazos

Un hombre pasó 15 minutos en una llamada al 911, quejándose con la policía sobre su anciana madre momentos después de “golpearla” hasta la muerte con un bate de béisbol.

El residente de Oregon, Garth Patrick Beams, de 47 años, fue declarado culpable el viernes de matar a su madre discapacitada, Wendy Henson, de 74 años, en un ataque de ira hace cuatro años.

En julio de 2018, la policía de Tualatin se sorprendió al recibir una escalofriante llamada telefónica en la que Beams confesó sus brutales crímenes.

El residente de Oregon estaba bajo tutela de su madre desde que le diagnosticaron esquizofrenia en 1995, según documentos judiciales.

Los dos vivían juntos y Henson administraba su seguridad social.

Sin embargo, las tensiones entre los dos aumentaron cuando Henson, que trabajaba como guionista e instructora universitaria, requirió más atención debido a su avanzada edad, según muestran los documentos.

En la aterradora llamada al 911, Beams le dijo a la policía que había “golpeado” a su madre con un bate de béisbol dentro de su casa compartida.

Según los informes, permaneció al teléfono durante 15 minutos quejándose de Henson, mientras ella sufría heridas fatales.

Cuando el despachador le pidió que ayudara a su madre moribunda, Beams respondió: “No sé si va a vivir, pero no estoy realmente preocupado por su atención médica”, informó el diario Oregonian.

La policía encontró a Henson con múltiples heridas en la cabeza. Después de ser llevada de urgencia al hospital, sucumbió trágicamente a sus heridas.

“Este fue un ataque cruel y no provocado contra una anciana discapacitada”, dijo el fiscal de distrito adjunto Rayney Meisel en la corte.

“Lo hizo por frustración. Lo hizo por rabia. La mató. Brutalmente, intencionalmente, eternamente”.

Beams se sometió a una evaluación psiquiátrica en 2020 donde se determinó que estaba en condiciones de ser juzgado.

El hermano del asesino, Michael Beams, quien también vivía en la casa, dijo que no puede permitirse el lujo de abandonar la residencia y tiene que caminar todos los días por el lugar donde mataron a su madre.

“El crimen de Garth destrozó lo que quedaba de nuestra familia”, dijo en la corte.

“Solo hay piezas rotas que recoger. Me siento atrapado en un combate de boxeo, luchando contra la amargura y la indignación”.

El tribunal del condado de Washington encontró a Beams culpable de asesinato en segundo grado.

Fue sentenciado a cadena perpetua y será elegible para libertad condicional después de 25 años.

Tomado de https://laopinion.com/

Publicado por Panama Times PTY

Periodistas y comunicadores.

A %d blogueros les gusta esto: