Twitter y los planes que habrían fracasado de ofrecer contenido para adultos como OnlyFans

A diferencia de otras redes sociales donde se censura el material sexual, en Twitter se puede encontrar material pornográfico detrás del aviso de “contenido sensible”.

Las estrellas de cine para adultos y los creadores de contenido de OnlyFans utilizan Twitter como portal para promocionarse. En las redes sociales dan imágenes como gancho y para ver el video hay que pagar.

Twitter hace unos meses pensó que sería una buena idea considerar esto. ¿Cómo? Permitir a los creadores vender contenido a través de suscripciones dentro de la plataforma y la empresa se llevaría una pequeña comisión de cada suscriptor al igual que TwitchAirbnb o la propia OnlyFans.

De hecho, esta última plataforma mencionada durante el año 2021, genera más de 1.200 millones de dólares en ingresos y se estima que este año alcance los 2.500 millones de dólares. Para Twitter, sería una nueva forma muy productiva de hacer negocios después de más de 10 años de lucha por obtener ganancias.

Pareció una buena idea, tanto que formaron un grupo llamado Adult Content Monetization. Su objetivo fue desarrollar un plan para lograrlo y encontrar la manera de integrarlo a la red social. Sobre todo, con seguridad y responsabilidad. Así lo detalló el propio staff en el medio digital The Verge.

El primer problema es obvio, ¿multinacionales pagarían publicidad en una red social que vende suscripciones de videos porno? Si Instagram no permite lucir un cuerpo desnudo no es necesariamente por una simple modestia, sino por poner en riesgo la inversión publicitaria.

Pero Twitter creyó que podía compensarlo. Los millones que podrían perder porque algunas empresas dejan de promocionar tuits y hashtags se compensarían con los ingresos de las suscripciones de contenido para adultos.

Temas sensibles

Y ahí es donde surge el segundo problema. Hay que recordar lo siguiente: el requisito principal para implementar esta característica es hacerlo de manera segura y responsable. Pero el equipo descubrió que eso era esencialmente imposible.

La empresa no habría abordado de manera efectiva el contenido sexual ilegal o peligroso en la plataforma. “Twitter es incapaz de ser fiable a la hora de detectar el abuso infantil o contenido pornográfico no consentido a gran escala” dijeron los empleados.

Por si fuera poco, la empresa también carecería de las herramientas para saber si la persona que venderá fotos o videos pornográficos es mayor de edad para hacerlo.

Si Twitter ni siquiera puede detectar si está mostrando contenido ilegal o abusivo, ¿Cómo se crea un servicio de suscripción para material pornográfico? Ese sería el requisito para algo que no puede ofrecer.

Twitter puede censurar tuits que puedan resultar ofensivos o desinformados, según el criterio de los moderadores, pero no puede detectar, según el equipo que le ha comunicado a The Verge, si un video es ilegal o no.

Estos concluyeron que lo único que haría esta nueva función es agravar el problema, ya que el contenido, detrás de un muro de pago, no se puede marcar ni analizar fácilmente.

Katie Rosborough, jefa de política de comunicaciones de Twitter, confirmó que el equipo “fue parte de un debate donde se concluyó que lo mejor era detener la iniciativa”. En otras palabras, el proyecto se detuvo, pero no se intentó abordar el problema de raíz, según el testimonio de varios empleados.

Rosborough defiende la posición de la empresa que, según su testimonio, lucha ferozmente contra la difusión de la pornografía infantil.

Tomado de Infobae

Publicado por Panama Times PTY

Periodistas y comunicadores.

A %d blogueros les gusta esto: