Conmoción en Estados Unidos: secuestraron y asesinaron a la nieta de un magnate de Tennessee

El secuestro y asesinato de la nieta de un importante magnate de Tennessee está conmocionando Estados Unidos. La Policía confirmó que los restos humanos hallados en la zona donde desapareció eran de Eliza Fletcher y todas las pistas conducen a sospechar de un hombre recién salido de la cárcel por un crimen similar.

La víctima era una maestra de jardín de infantes de 34 años que desapareció el viernes después de haber sido raptada de forma violenta cerca de la Universidad de Memphis temprano en la mañana.

Pertenecía a una de las familias más prominentes de Tennessee: fue nieta del difunto Joseph Orgill III, un filántropo y magnate de Memphis fundador de una empresa valorada 3.200 millones de dólares.

Fletcher estaba trotando alrededor de las 4:00 AM cuando un hombre se le acercó y la obligó a subir a una camioneta después de una breve lucha. Según dijo la policía de Memphis en una declaración jurada, en el secuestro la mujer resultó gravemente herida.

Todo el episodio fue captado por una cámara de seguridad, dijeron las autoridades. Las imágenes mostraron al secuestrador corriendo “agresivamente hacia la víctima, y luego [obligando] a la víctima Eliza Fletcher a entrar en el lado del pasajero del vehículo”, dijo la policía, agregando que “parecía haber una lucha”.

Fletcher, quien era madre de dos niños, fue reportada como desaparecida cuando no regresó a casa esa mañana.

El sábado hubo un primer giro en el caso, cuando los alguaciles arrestaron a Cleotha Abston, de 38 años. La detención se produjo después que la policía encontrara su ADN en un par de sandalias cerca de donde se vio a Fletcher por última vez. La policía también vinculó el vehículo en el que creen que Fletcher fue secuestrada a una persona que vivía en una residencia donde se alojaba Abston.

Abston intentó huir cuando los alguaciles llegaron a esa residencia, pero fue capturado. La policía también dijo que un testigo informó haber visto a Abston limpiando el interior de la camioneta en cuestión unas horas después del secuestro y que se estaba “comportando de manera extraña”.

El domingo por la mañana, el hombre fue acusado de secuestro especialmente agravado y manipulación de pruebas.

Los temores por el destino de Fletcher habían aumentado este lunes, cuando la policía tuiteó que se había encontrado un cuerpo en un vecindario de Memphis, aunque que la identidad de esa persona y la causa de la muerte no estaban confirmadas. El martes, la policía confirmó que la víctima había sido identificada como Eliza Fletcher e informó que había ampliado los cargos contra Abston por asesinato en primer grado y asesinato en la perpetración de un secuestro.

Por el momento se desconocen los motivos que lo llevaron a secuestrar y matar a Fletcher.

El caso conmocionó especialmente a Tennessee, donde los Fletcher son una de las familias más prominentes del estado.En las horas posteriores a la desaparición de la mujer, la familia publicó una declaración en video pidiendo ayuda para encontrarla y ofreció una recompensa de USD 50.000 por información en el caso.

“Creemos que alguien sabe lo que pasó y puede ayudar”, dijo el tío de Fletcher en el video.

También está causando revuelo el historial criminal del principal sospechoso, un hombre que pasó la mayor parte de su vida en la cárcel tras cometer un secuestro similar hace más de 20 años.

Según revelaron los medios locales, en el año 2000, cuando tenía apenas 16 años, Abston secuestró a un destacado abogado de Memphis llamado Kemper Durand.

Abston obligó a Durand a meterse en el maletero de su propio coche a punta de pistola. Después de varias horas, Abston sacó al abogado y lo obligó a conducir hasta una gasolinera Mapco para retirar dinero de un cajero automático. En la estación, un guardia armado de la Autoridad de Vivienda de Memphis entró y Durand gritó pidiendo ayuda. Abston se escapó pero fue encontrado y arrestado. Se declaró culpable en 2001 de secuestro especialmente agravado y robo agravado, según registros judiciales. Recibió una condena de 24 años.

Durand, en una declaración, escribió: “Tuve mucha suerte de poder escapar de la custodia de Cleotha Abston… Es muy probable que me hubieran matado si no hubiera escapado”, informó el medio Commercial Appeal. Durand señaló que Abston tardó más de un año en firmar la declaración de culpabilidad.

Durand también detalló la larga historia de Abston en el sistema de tribunales de menores. En los años previos al secuestro, Abston había sido acusado de robo, asalto agravado, asalto agravado con un arma y violación, según la declaración de Durand.

Durand murió en 2013, siete años antes de que Abston fuera liberado en noviembre de 2020 a los 36 años. En los dos años transcurridos desde su liberación, no hubo más cargos documentados contra Abston en el condado de Shelby. Hasta este sábado, cuando fue nuevamente arrestado por el secuestro y femicidio de Eliza Fletcher.

Tomado de Infobae

Publicado por Panama Times PTY

Periodistas y comunicadores.

A %d blogueros les gusta esto: