“Come carne”: hombre casi pierde la vida por una rara bacteria

Lo que comenzó como un simple raspón de rodilla mientras caminaba al trabajo, resultó una larga estadía de 6 semanas en el hospital para Scott Neil, un hombre de 31 años en Reino Unido.

La herida se convirtió en una enfermedad carnívora muy rara pero potencialmente fatal, debido a la infección causada por una bacteria llamada fascitis necrosante.

Cuando llegó al hospital, los doctores le dijeron que estaba a horas de perder la pierna izquierda e incluso de morir.

Scott recuerda haber estado en una “agonía abrasadora”, llorando “lágrimas de dolor y simplemente rogando ir al hospital” unos días después de la caída en Swansea, Gales, en mayo del año pasado, un incidente en el que su pierna se inflamó al doble de su tamaño.

Los médicos operaron y descubrieron que la fascitis necrosante se había “comido” los músculos cuádriceps y de la rodilla.

Scott, que acababa de cumplir 30 años, cuenta que la mitad de ellas fueron cirugías para cortar el “músculo muerto” en un intento por impedir que la infección se propagara.

 El músculo de la espalda de Scott se usó inicialmente para reemplazar el tejido muerto extraído de la rodilla antes de que el músculo de la pantorrilla sustituyera al músculo cuádruple.

Cómo actúa realmente la fascitis necrosante

Esta infección afecta el tejido debajo de la piel y puede provocar una lesión relativamente menor, que puede poner en peligro la vida si no se trata rápidamente debido que la bacteria libera toxinas que dañan el tejido cercano.

Los primeros síntomas similares a los de la gripe pueden convertirse rápidamente en vómitos e hinchazón de las áreas afectadas, antes de que se propaguen por el cuerpo y causen mareos y confusión.

Puede progresar muy rápidamente y provocar problemas graves, como envenenamiento de la sangre (sepsis) e insuficiencia orgánica, según el Servicio Nacional de Salud de Gran Bretaña (NHS, por sus siglas en inglés).

Los especialistas dicen que el diagnóstico temprano puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte. “Scott tuvo muy mala suerte”, dijo la doctora Marina Morgan, una de las principales especialistas del Reino Unido en su tratamiento.

El peor tipo de fascitis necrosante es la bacteria llamada estreptococo del grupo A, que es más comúnmente la bacteria de la amigdalitis con pocos síntomas.

“Las personas pueden volverse inmunes porque han encontrado la bacteria antes, al tener amigdalitis cuando eran niños, y que no cause gran problema. Luego esos niños crecen con anticuerpos y nunca se enferman”, explicó.

Tomado de https://laopinion.com/

Publicado por Panama Times PTY

Periodistas y comunicadores.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: