Roman Polanski será juzgado en Francia por difamar a una actriz que lo denunció por abuso sexual

Roman Polanski se enfrenta a un juicio por difamación en París por una denuncia de la actriz Charlotte Lewis contra el cineasta por cuestionar en prensa la veracidad de los abusos sexuales de que lo acusó Lewis, dijo el miércoles una fuente cercana al expediente.

Charlotte Lewis, nacida en 1967, había actuado en la película Piratas dirigida por Roman Polanski en 1986. En 2010 afirmó haber sido abusada sexualmente por el cineasta en su apartamento de París a principios de la década de 1980, cuando tenía 16 años.

La actual denuncia por difamación se refiere a una larga entrevista de Polanski con la revista Paris Match publicada en 2019. En ella, el director tacha a la actriz de “mentirosa” y “fabuladora” apoyándose en citas atribuidas a ella en una entrevista que data de 1999 con el tabloide británico News of the World, donde la actriz supuestamente expresaba deseo por él.

En su día, la actriz ya negó que fueran precisas las citas aparecidas en News of the World a las que alude Polanski para acusarla de mentirosa.

Tras la denuncia de Lewis por difamación, una decisión judicial del 30 de agosto envía ante el tribunal correccional de París a Polanski, de 89 años, nunca antes juzgado en Francia por un expediente relativo a esas acusaciones de abusos sexuales, sin fijar por el momento la fecha de la audiencia.

En Francia, en el derecho relativo a la prensa, la remisión de denuncias a los tribunales es casi automática y la veracidad de cargos se examina a posteriori en audiencia. La directora de Paris Match que publicó la entrevista en su día también será juzgada en este caso.

Los abogados de Polanski, Hervé Temime y Delphine Meillet, no quisieron comentar la acusación y “reservar sus explicaciones para el tribunal”.

En los últimos años, el cineasta franco-polaco ha estado en el punto de mira por varias acusaciones de abusos sexuales a menores, una de ellas de tan sólo 10 años.

Caso de violación en EEUU

El 10 de marzo de 1977, Polanski, que entonces tenía 43 años, invita a Samantha Gailey (ahora Samantha Geimer), de 13 años, a participar en una sesión de fotos de moda en la casa de Hollywood del actor Jack Nicholson. La niña le cuenta a su madre que Polanski le dio alcohol y drogas y la violó. Polanski es detenido y juzgado por cargos como violación y sodomía. Inicialmente se declara inocente, pero en virtud de un acuerdo de culpabilidad, admite haber mantenido relaciones sexuales ilícitas con una menor.

Condenado a 90 días de prisión, es liberado tras 42 días por buen comportamiento, pero el juez cambia de opinión más tarde, diciendo que cree que la sentencia es insuficiente. Ante el temor a una condena elevada, Polanski huye de Estados Unidos en vísperas de la audiencia de enero de 1978 para aprobar el acuerdo de culpabilidad y se instala en Francia, que rechaza una solicitud de extradición.

En 1994, llega a un acuerdo para pagar a Geimer 225.000 dólares por daños y perjuicios para resolver un caso civil. Pero California rechaza una apelación tanto del cineasta como de su víctima para levantar los cargos penales.

En septiembre de 2009, es detenido en la ciudad suiza de Zúrich. Pasa dos meses entre rejas, seguidos de ocho meses de arresto domiciliario en su chalet de esquí en la estación de Gstaad, mientras las autoridades suizas estudian una solicitud de extradición de Estados Unidos. Finalmente deciden no entregarlo y Polanski queda en libertad. En 2014, es interrogado por las autoridades de Polonia, de nuevo a petición de Estados Unidos, pero las autoridades polacas se niegan a extraditarlo.

Otras acusadoras

Entre 2017 y 2019, otras cuatro mujeres se presentan con denuncias de que Polanski abusó de ellas cuando eran menores.

En agosto, una mujer identificada como Robin M, afirma en una conferencia de prensa en Los Ángeles que Polanski la había agredido sexualmente en 1973, cuando ella tenía 16 años.

En septiembre, la ex actriz alemana Renate Langer denuncia ante la policía suiza que Polanski la violó en su casa de Suiza en 1972, cuando ella tenía 15 años. La fiscalía suiza descarta presentar cargos porque el delito ha prescrito.

Y un mes después, la artista californiana Marianne Barnard le acusa de haberla agredido sexualmente en 1975 tras pedirle que posara desnuda cuando ella tenía solo 10 años.

En noviembre de 2019, la fotógrafa francesa Valentine Monnier acusa a Polanski de haberla violado en su chalet suizo en 1975, cuando ella era una actriz de 18 años, y dice que intentó darle una píldora mientras la golpeaba “hasta someterla”. Monnier no presentó ninguna denuncia, pero dos mujeres en las que confiaba entonces confirmaron su relato al diario Le Parisien.

Polanski ha negado todas las acusaciones.

Tomado de Infobae

Publicado por Panama Times PTY

Periodistas y comunicadores.

A %d blogueros les gusta esto: