Encuentra un molar de mamut fosilizado en un sendero de Texas

Durante una caminata contemplativa que realizaba en una ruta de senderismo de Waco, en el condado de McLennan, en Texas, un residente de Hewitt, descubrió un hallazgo que después se enteró resultó ser milenario.

Y es que Art Castillo nunca imaginó que al levantar lo que parecía una piedra, en realidad había llevado a sus manos un diente de mamut fosilizado.

Su objetivo original consistía era tratar de descubrir alguna punta de flecha que en su momento algún cazador del pasado habría empleado para someter a una de sus presas con el propósito de alimentarse.

“Probablemente vengo aquí tres veces a la semana. Siempre miro hacia abajo para ver si encuentro algo y encontré esto incluso más antiguo que una punta de flecha”, le reveló Castillo al New Yor Post luego de su encuentro con la historia mientras exploraba Cotton Belt Trail en la autopista 84 en Waco.

La pieza descubierta por el senderista es un molar fosilizado de mamut, cuyo tamaño es más grande que sus manos.

Sorprendido por su hallazgo, Castillo acudió al Monumento Nacional del Mamut de Waco, donde Raegan King, administradora del sitio, le informó que el molar tiene una antigüedad de entre 10,000 y 50,000 años.

Asimismo, la experta le indicó que los mamuts solo tenían cuatro molares, pero a lo largo de varios años los iban mudando, lo cual coincidía con el hallazgo de la milenaria pieza dental.

“Es por eso que muchos de los dientes se encuentran en pedazos y trozos, pues están diseñados para descomponerse y triturarse”, subrayó.

Consiente de la importancia histórica para el sendereo, pero sobre todo para las personas que acuden al Monumento Nacional del Mamut, Art Castillo optó por donarle su descubrimiento al sitio.

“Decidí que quería donarlo porque quería que otros niños y visitantes pudieran verlo y estar interesados en el sitio y también en Waco porque este sitio está lleno de historia”, expresó.

Al respecto Raegan King elogió la acción del descubridor del molar de mamut, pues ello significa una gran oportunidad para que los visitantes del sendero puedan incluso hasta tocar a la pieza fosilizada.

“Esta es una oportunidad para que los niños toquen la cosa real en lugar de solo mirar un modelo. También les ayuda a ver qué tan pesado es e indicar qué edad podría haber tenido y qué tan grandes fueron este tipo de paquidermos”, mencionó King.

Tomado de https://laopinion.com/

Publicado por Panama Times PTY

Periodistas y comunicadores.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: