Archivo de la etiqueta: #boston

Ucrania usará un perro robot de EEUU para detectar y desactivar las minas que dejaron los rusos en las áreas que ocuparon

El Ejército de EE.UU. proporcionará uno de sus dos “perros” robóticos para ayudar a una ONG estadounidense a limpiar minas y otras municiones en Ucrania, publica la revista Foreign Policy, que cita fuentes familiarizadas con este acuerdo.

HALO Trust, una empresa de remoción de minas con múltiples contratos con el gobierno de EEUU, utilizará a “Spot”, un perro robot fabricado por la tecnológica Boston Dynamics, para eliminar proyectiles de mortero y municiones de racimo en áreas anteriormente controladas por Rusia cerca de Kiev, dijo Chris Whatley, director ejecutivo del grupo.

En una sesión de prueba el año pasado, “Spot” funcionó de forma efectiva en estas tareas y, según la revista especializada, Whatley espera que eso se traduzca en trabajar con las municiones de racimo que Rusia ha usado indiscriminadamente en Ucrania y ha esparcido por todo el país.

Al desplegar su brazo robótico, “Spot” podría ayudar a arrastrar municiones sin explotar a pozos que contienen otras municiones, lo que les permitiría hacerlas explosionar de manera segura lejos de los civiles en lotes de hasta 50 a 100 proyectiles, asegura la publicación.

Ello además permitiría reducir el peligro al que están sometidos los equipos humanos de la compañía HALO que se han desplegado en ciudades ucranianas como Bucha o Brovary, que fueron ocupadas temporalmente por los rusos tras invadir Ucrania.

Por otro lado, Spot también ayuda a patrullar las calles de Nueva York. Este modelo fue noticia varias veces por los novedosos usos que se la ha dado. En 2020, por ejemplo, en el marco de la pandemia fue utilizado para asistir en controles médicos remotos en hospitales en EEUU y para ayudar a que los usuarios mantuviera la distancia social recomendada en los parques de Singapur.

(Con información de EFE)

El arresto de Boston ‘Whitey’ Bulger, el jefe de la mafia que estaba entre los 10 más buscados del FBI

James ‘Whitey’ Bulger, de 81 años, era uno de los fugitivos de los “Diez más buscados” del FBI, fue arrestado con su compañera de mucho tiempo, Catherine Greig, de 60 años, quien huyó de Massachusetts con el gángster a fines de 1994, poco antes de que fuera a ser asesinado y acusado de cargos penales federales. 

En el momento de su arresto en 2011, había una recompensa de $2 millones por información que condujera a la captura de Bulger, la cantidad más grande jamás ofrecida por la agencia por un fugitivo doméstico.

Nacido en Massachusetts en 1929 y criado en un proyecto de viviendas en el sur de Boston, Bulger, quien se ganó su apodo de niño por su cabello rubio claro, cumplió condena en una prisión federal en la década de 1950 y principios de la de 1960 por robo a un banco. 

Luego, regresó a Boston, donde finalmente construyó un imperio del crimen organizado con su socio Stephen Flemmi

En el momento en que los dos hombres estaban involucrados en el tráfico de drogas, la extorsión, el asesinato y otras actividades ilegales, se desempeñaban, desde mediados de la década de 1970, como informantes del FBI, brindando información sobre mafiosos rivales a cambio de protección contra el enjuiciamiento.

Después de que un agente rebelde del FBI le avisara a Bulger que pronto sería arrestado por cargos de extorsión, Bulger desapareció en diciembre de 1994.

John Connolly, el agente que avisó a Bulger, fue condenado más tarde por cargos de extorsión, obstrucción de la justicia y asesinato en segundo grad.

A pesar de una persecución internacional, Bulger eludió a las autoridades durante más de una década y media. Luego, el 20 de junio de 2011, el FBI empleó una nueva táctica al transmitir un anuncio de servicio público centrado en Greig, el compañero de Bulger. 

El anuncio, que se transmitió en ciudades de EE. UU. donde se cree que el mafioso alguna vez vivió o tenía contactos, estaba dirigido a espectadores femeninos que podrían haber visto a Greig, quien se sometió a una variedad de cirugías estéticas, en un salón de belleza o consultorio médico. 

Con base a información que recibieron, los agentes del FBI encontraron armas, identificaciones falsas y más de $800,000 escondidos en el apartamento de Bulger. Más tarde les reveló que durante sus años prófugos había viajado con frecuencia a lugares como Boston, México y Las Vegas, armado y, a veces, disfrazado.

Después de su arresto, Bulger y Greig fueron devueltos a Boston. En junio de 2012, como parte de un acuerdo de culpabilidad, Greig fue sentenciado a ocho años de prisión por ayudar a Bulger a permanecer escondido.

El verano siguiente, Bulger fue a juicio y el 12 de agosto de 2013 fue condenado en un tribunal federal de Boston por 31 de los 32 cargos en su contra, incluida la participación en 11 asesinatos y otros actos delictivos.

El 14 de noviembre de 2013, un juez federal condenó a Bulger a dos cadenas perpetuas más cinco años. Murió mientras estaba encarcelado el 30 de octubre de 2018. 

Tomado de https://laopinion.com/