Archivo de la etiqueta: #selena

Fue al baño en la casa de una amiga y se le quedó el dedo trabado en el inodoro

«Apenas llegué a lo de mi amiga fui al baño», comenzó el relato de Selena. Ella no imaginaba que su noche, que todavía no había empezado estaba a punto de terminar de la manera más abrupta e inesperada posible. Simplemente por presionar el botón del inodoro, la historia se volvió muy complicada:  «Cuando quise tirar la cadena se me quedó enganchado el dedo en el botón».

¿Qué fue lo que pasó? Ella tenía las uñas impecables y quiso evitar que por apretar el botón se le quebrara, entonces cerró el dedo y tiró la cadena con el hueso, dejando todo el dedo trabado dentro del botón.

«No, lo que me acaba de pasar, se me enganchó (el dedo), si lo saco me lo quiebro. Me duele demasiado, no sabemos qué hacer. Encima me acabo de fumar un porro. No puede ser», contó la joven en un divertido video que compartió en las redes sociales dando detalles del episodio.

Según contó la joven, probó distintas maneras de sacar el dedo, pero se le hizo imposible por lo que, totalmente sorprendidas por la extraña vicisitud que debían afrontar, llamaron a la policía. «Vino hasta la policía y lo único que hizo fue sacar fotos para reírse al otro día en el trabajo», señaló Selena.

Luego en esta escena digna de alguna serie televisiva, apareció nuevo personaje, el portero del edificio, que al menos colaboró un poco más que los policías. «Menos mal que vino el portero del edificio y me sacó la tapa del inodoro».

Selena seguía con el dedo atascado en el botón, pero al menos ahora podía moverse sin tener que levantar la tapa del inodoro. «Ustedes entienden que se me hinchó todo el dedo y me estoy por ir a la guardia. Ya vino la policía, todo. Ay no, qué papelón. A mí nada más me pasan esas cosas», explicó la joven en su clip que fue muy replicado en las redes sociales.

Hasta aquí en el departamento estaba Selena con el dedo atascado en el botón, sus amigas que no sabían si reír o tratar de ayudarla, el portero, que fue el único que realmente ayudó y los policías que sacaban fotos de la mano de la joven. Ante el creciente dolor y la falta de soluciones, la joven decidió ir al hospital.

En la atención de la guardia Selena debió ser tratada por un especialista: «Me lo tuvieron que anestesiar y arrancármelo. Por lo menos recuperamos el botón», señaló. Al relatar lo ocurrido en su cuenta de Twitter, la joven bromeó: «Estábamos re locas, encima no me pregunten ni porqué llamamos a la policía porque ni nosotras sabemos».

Finalmente la novela del dedo y el botón del inodoro tuvo final feliz y la joven recuperó su libertad sin perder su dedo, ni su uña. Aunque le salió más caro de lo que jamás imaginó.

Tomado de Clarín